L’Alcora crea refugios para gatos con contenedores reciclados

Un lugar donde cobijarse y alimentarse de manera segura, un regalo de Navidad muy especial para los gatos ‘sin hogar’ de la localidad.

Los gatos ‘sin hogar’ de l’Alcora van a recibir un regalo muy especial por Navidad: un lugar donde cobijarse y alimentarse de manera segura. Y es que el Ayuntamiento ha reconvertido contenedores de vidrio en desuso en alojamiento para los gatos callejeros.

Para ello, ha contado con la ayuda de unos artistas y amigos de los animales de excepción, los alumnos y alumnas de los cuatro colegios de la localidad (CEIP Grangel Mascarós, CEIP Comte d’Aranda, Puértolas Pardo y La Salle), quienes se han encargado de su decoración, dedicando tiempo y esfuerzo para que los mininos tengan espacios donde poder resguardarse, comer o descansar.

Además, la iniciativa tiene como objetivo tener controladas las colonias de felinos del municipio desde un punto de vista animalista y mantener limpios sus entornos.

Cabe recordar que el Ayuntamiento, de mano de la asociación protectora de animales Huellas Callejeras, realizó previamente una actividad informativa y de sensibilización, focalizada en los gatos, con los escolares de la localidad.

Aunque está previsto adaptar más, de momento se han acondicionado 4 contenedores, que se colocarán en lugares estratégicos y seguros, en los que existen colonias felinas, como son el paraje de San Vicente y la zona del Ecoparque. También está previsto reubicar en estas zonas gatos de otras colonias que ahora están situadas en lugares menos seguros para los animales.

En la actualidad existen 18 colonias de gatos en el casco urbano de l’Alcora.

Los refugios cuentan con agujeros por donde acceden los gatos y también con una puerta para poder alimentarlos y limpiar el interior, y así, protegerlos y garantizar su bienestar.

La iniciativa se enmarca dentro del plan de acción del Ayuntamiento dirigido a fomentar y garantizar la protección y el bienestar animal, tal y como explica la concejala del área, Tica Pons.

“Es tarea de las administraciones velar por los animales y protegerlos”, ha indicado la concejala, quien ha puesto en valor y agradecido la dedicación de las personas, asociaciones, protectoras…que colaboran para conseguir estos objetivos. Asimismo, la concejala ha destacado la “gran labor de los escolares de l’Alcora y de todas aquellas personas que han participado en la creación de los refugios”.

Con este tipo de actuaciones “queremos avanzar en concienciación, dar voz y visibilidad a los animales y a l’Alcora como municipio amigo de los animales”, ha apuntado.

Pons ha destacado que en l’Alcora se aplica el método CER (captura, esterilización y retorno), con la ayuda de personas voluntarias de ADDA (Asociación para la Defensa de los Animales de l’Alcora), como método ético de control de colonias felinas con la finalidad de velar por el bienestar de los gatos del municipio y mejorar su calidad de vida.

Este modelo de gestión evita superpoblaciones en gatos callejeros, disminuye molestias vecinales por ruidos y olores, mejora las condiciones higiénico-sanitarias de la zona y controla plagas de roedores, pequeños reptiles o insectos.

“Aún queda mucho por hacer, pero l’Alcora está dando pasos muy importantes y necesarios en materia de protección y bienestar animal”, ha concluido Pons, adelantando que “estamos volcados en nuevas iniciativas que pronto verán la luz”.

CatalàEspañol