València aprueba un protocolo de limpieza en las playas de l’Albufera

El vicealcalde Campillo explica que el consistorio quiere «impulsar una gestión sostenible» de las playas naturales de la ciudad, tanto las de la Albufera como la de Rafalell y Vistabella.

La Junta de Gobierno Local aprueba mañana un protocolo de limpieza en las playas del Parque Natural de la Albufera que protege la biodiversidad y respeta la reproducción del charlitejo.

El vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha afirmado que este nuevo protocolo «es muy importante porque las playas del sur de la ciudad están protegidas dentro del ámbito del Parque Natural y, por lo tanto, se hacía necesaria una intervención específica de la limpieza, estableciendo puntos donde no se hará ninguna intervención, otras donde los medios serán manuales y otros en los que estará permitido el uso de maquinaria».

El nuevo protocolo para la limpieza e instalación de papeleras y elementos de recogida en las playas naturales en el ámbito del Parque Natural de la Albufera limita la limpieza de la playa con maquinaria en función de la presencia de fauna, flora, o hábitats dunars y en función del tipo de suelo contiguo al dominio público (rural o urbano). De esta manera se establecen tres niveles de protección. Las de máxima protección serán las que van desde la Garganta del Pujol hasta la reserva de la Punta, así como la propia reserva de la Punta.

En un segundo nivel está la zona del Árbol del Perro hasta la Garganta del Pujol, y la playa del marjal de Rafalell y Vistabella (en el norte de la ciudad). Por última, la zona menos restrictiva será la playa del Perellonet.

«Queremos impulsar una gestión sostenible de las playas naturales de la Albufera, donde nos tenemos que acostumbrar a ver restos vegetales naturales y dónde no se puede hacer una limpieza con maquinaria como se hace en otras playas, porque tenemos especies vegetales y animales protegidas como el chorlitejo. Por eso, por primera vez aprobamos este protocolo a la Junta de Gobierno Local -a pesar de que en los últimos años ya se aplicaba un protocolo parecido- que establece los parámetros de limpieza y recogida de residuos segundo la tipología de la playa. Se evita la limpieza con maquinaria e incluso en algunos momentos del año en alguna no habrá limpieza manual», ha explicado sobre este nuevo documento de actuación el vicealcalde Campillo.

El también regidor de Ecología Urbana ha querido remarcar que si visitamos estas playas «es muy importante llevarse los residuos, porque no habrá papeleras en las playas, puesto que estarán fuera del ámbito protegido». «Y sobre todo es muy importante respetar las zonas acotadas de protección de la biodiversidad, de la flora del cordón dunar y de las zonas donde se reproducen especies tan emblemáticas como el chorlitejo patinegro», ha añadido.

Tres periodos de limpieza

El protocolo establece tres periodos de limpieza en cada una de las zonas protegidas:

Durante el periodo de cría del chorlitejo patinegro, comprendido entre el 15 de marzo hasta el 31 de julio, la limpieza será siempre de manera manual en el tramo de playa comprendido entre l’Arbre del Gos y la Gola del Pujol.

En el tramo de playa desde la Gola del Pujol hasta extremo norte de la valla del Parador del Saler (inicio de la playa de la Alcatí), se propone que no se lleve a cabo ningún tipo de limpieza, ni siquiera manual. Si surgiera alguna circunstancia que obligara a esto, esta sería manual. En la playa de la Alcatí la limpieza se hará manual; en la playa de la Punta, zona de reserva, no se limpiará.

Desde el 1 de agosto hasta el 14 de marzo, el tramo de playa que coincide con la zona de más valor de la Devesa, que alcanza desde la Gola del Pujol hasta el final de la playa del Parador, se continuaría realizando manualmente.

La playa de la Reserva de la Punta dada sus características no se limpiará en todo el año. Desde el Servicio Devesa-Albufera, se organizaron limpiezas manuales y puntuales en las cuales se coordinará con el Servicio de Residuos Sólidos para la recogida de las bolsas de residuos generadas.

En las limpiezas manuales, con el fin de poder recoger las bolsas que se hayan generado se podrá acceder con un vehículo de apoyo que entrará (y saldrá) perpendicularmente desde el acceso a la orilla de la playa circulante siempre junto a la orilla.

En los casos del uso de maquinaria, dada la anchura de estas playas, se establecerá un resguardo a respetar, de al menos 15 metros de distancia desde el pie de duna de la cara de barlovento.

Papeleras a los accesos

Respecto a las papeleras y los elementos de recogida de residuos en tramos de segundo y tercer grado de protección se instalarán preferentemente en los accesos, especialmente en aquellas zonas que no tienen carácter urbanizado, evitando su colocación en la playa.

En caso de que se opte por su colocación en la playa, estos no podrán colocarse antes del 1 de julio y tendrán que retirarse antes del 30 de octubre. En la reserva de la Punta no se colocará jefe.

ValenciàEspañol