El PP propone una línea de ayudas para luchar contra los robos del campo de Castelló

Solicitan a la Diputación de Castellón ayudas para aumentar la vigilancia y el control de las explotaciones agrícolas y ganaderas

El Partido Popular de la provincia de Castellón propone una línea de ayudas para la contratación de guardas rurales con los que poder combatir los robos en el campo de Castellón. La portavoz adjunta del PP en la Diputación de Castellón, María Ángeles Pallarés, afirma que es necesario atender a los municipios más pequeños para aumentar la seguridad. “Los agricultores ya están sufriendo robos de algarrobas por su precio récord, pero el problema se da en muchos otros cultivos a lo largo de todo el año y es necesario actuar ya”, indica María Ángeles Pallarés.

“La Diputación Provincial de Castellón tiene que prestar ayudas para poder aumentar la vigilancia, inspección y control en el campo de la provincia de Castellón porque es necesario que hasta los municipios más pequeños y con menos recursos tengan garantizada la seguridad, tanto de las explotaciones agrícolas o ganaderas como de los vecinos y sus pertenencias”, explica la diputada del PPCS.

“Muchos ayuntamientos nos han trasladado su descontento por la falta de cuerpos de seguridad mientras los robos van en aumento campaña tras campaña, con la algarroba como principal exponente en muchos municipios de la comarcas de l’Alt Maestrat y del Baix Maestrat así como del Palancia, aunque el problema es generalizado en toda la provincia”, explica la portavoz adjunta del PP en la Diputación. Ante esta situación, “poder contar con guardas rurales para desarrollar tareas de vigilancia en el campo sería de gran ayuda para los municipios y también para la cooperación con las fuerzas de seguridad en la resolución de conflictos cuando fueran requeridos para ello”, indica María Ángeles Pallarés.

Cabe recordar que la mayoría de los 135 municipios de la provincia de Castellón, más de un centenar, tienen menos de 5.000 habitantes, límite a partir del cual es obligatorio contar con Policía Local. La mayoría de estos municipios están en las comarcas del Alto Mijares y Alto Palancia, junto con Els Ports y l’Alt Maestrat.

“La Diputación tiene que responder con ayudas para la contratación de guardas rurales porque es el único modo de poder combatir los robos en el campo. La ola de sustracciones de algarrobas ha empezado de manera escandalosa y prematura, antes incluso de que maduren los frutos y abran los almacenes de venta”, explica la portavoz adjunta del PP en la Diputación.

“El Partido Popular apuesta por ampliar la vigilancia en los cultivos de algarrobas, pero también en el resto de cultivos e infraestructuras agrarias que están sufriendo sustracciones continuadas”, expone Pallarés. Cabe recordar que los robos provocaron en el último año 25 millones de euros de pérdidas a los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana, según el balance de la organización agraria AVA-Asaja.

ValenciàEspañol