Localizan un niño de 2 años perdido en una urbanización de Godelleta

Uno de los agentes halló al niño en el “Barranco del Júcar”, a unos 600 metros del domicilio, estaba próximo a un zarzal y lleno de barro.

La Guardia Civil de Cheste localizó a un niño de 2 años, en una finca de naranjos, que se había perdido tras abandonar un chalet en una urbanización perteneciente al término municipal de Godelleta.

Los hechos sucedieron la tarde del pasado 26 de septiembre, cuando agentes de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Cheste recibieron un aviso de la Central Operativa de Servicios, informándoles de la desaparición de un menor de 2 años en una urbanización perteneciente al término municipal de Godelleta.

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, se entrevistaron con la madre del menor, la cual manifestó que su hijo había desaparecido hacía más veinte minutos y temía que por la caída de la noche fuese mucho más difícil su localización.

Los agentes observaron que las inmediaciones de la urbanización se encontraba rodeada de fincas de naranjos. Una vez que inspeccionaron tanto la parcela exterior como el interior de la vivienda y se aseguraron de que el menor no estaba en el domicilio, uno de los componentes se desplazó a las viviendas colindantes para entrevistarse con los vecinos.

Tras quince minutos de búsqueda, uno de los agentes halló al niño en el conocido “Barranco del Júcar”, a unos 600 metros del domicilio, estaba próximo a un zarzal y envuelto en barro. El menor fue hallado de pie, llorando y sin saber dónde dirigirse. No se precisaron los servicios médicos en el momento, ya que el niño no presentaba ninguna lesión aunque si se encontraba muy nervioso y asustado.

Sin duda, gracias a la rápida intervención de los agentes se pudo evitar un mal mayor.

CatalanSpanish