Los barones ven “inoportunas” las candidaturas del PPCV

Muchos cargos del partido ven un mal momento para haber presentado la candidaturas mientras hay comicios y congresos en curso.

Como en una carrera de coches, cruzar la línea de salida precipitadamente también está pasando factura a los candidatos populares. La prisa de algunos candidatos por salir a la palestra está siendo valorada como “fuera de tiempo”, pues está previsto que el congreso regional se convoque el mes de mayo.

Génova pendiente de Madrid

El florecimiento de candidaturas ha resultado especialmente molesto en Madrid. Allí el Partido Popular tiene ahora mismo todas las miradas puestas en las elecciones autonómicas. Los comicios del día 4 de mayo podrían suponer para la nacional un respiro tras el fracaso de las elecciones catalanas.

Pablo Casado se juega su parte de credibilidad en las elecciones madrileñas. Cataluña ya le pasó factura a pesar de ser una comunidad “difícil” para los populares. Sin embargo Madrid es la oportunidad de quitarse el mal sabor de boca de la última derrota electoral y cerrar filas en torno a él sin críticas internas.

Castellón, en medio de su congreso provincial

Castellón ha eliminado la presión interna de su congreso al unificar candidaturas. Sin embargo, el período electoral no ha acabado y han visto robado su momento de protagonismo. El congreso que elegirá a Marta Barrachina ha pasado a segundo plano sin haberse consumado la fecha. Mientras que todos esperaban que las candidaturas a presidir la presidencia del PPCV no se formalizarían hasta pasado el congreso provincial del 8 de mayo.

La proclamación de candidaturas prematuras podría jugar todavía más en contra de los candidatos, en Castellón afiliados de base y barones provinciales han manifestado en círculos internos la falta de consideración con el momento de sufragio interno.

Bonig, candidata desde junio de 2020

La actual presidenta regional ya anunció a prensa el pasado 12 de junio de 2020 su intención formal de presentarse a la reelección. Una acción por sorpresa con la que pretendía señalar a su auténtico rival en el partido.

Ese mismo día Carlos Mazón tenía programada su proclamación de candidatura al PP de la provincia de Alicante, cabe recordar que entonces era el congreso del PP alicantino el que estaba abierto y Mazón ya contaba con una alta popularidad al ser el mayor cargo institucional del partido.

En los últimos meses Bonig ha confirmado varias veces su intención de presentarse a la reelección a dirigir el PPCV y ser presidenta de la Generalitat. En las últimas dos semanas ese grito se ha ido silenciando en la medida en que era capaz de ver fuera de su círculo interno la falta de apoyos. La negociación de Génova con Isabel para ofrecer una salida digna se ha visto truncada con el florecimiento de candidaturas.

Carlos Mazón sigue sonando sin dar el paso

Si hay un nombre que lleva sonando con especial fuerza los últimos meses aunque no haya dado visos de dar el paso es Carlos Mazón. El presidente de la Diputación de Alicante no ha movido ficha fuera de su provincia y eso ha levantado cierto recelo en algunos círculos de València y Castellón. Eso no significa que el alicantino no cuente ya con embajadores y personas de confianza en las otras dos provincias.

Mazón tiene un largo recorrido en política y pese a que cada vez más se mide con Puig desde su estrado en la diputación, no cruzará el río Bullent (frontera natural entre València y Alicante) como quien cruza el Rubicón, hasta el momento adecuado.

Anaya y Soriano, terceras vías pero fuera de tiempo

El alcalde de Ayora salió a prensa ya como candidato a presidir el PPCV en un momento que no ha sentado muy bien en los círculos del partido. El primer edil de Ayora esperaba contar con el apoyo del sector de María José Catalá, que no vive su mejor momento tras el congreso municipal de Torrent donde intentó elevar al candidato Arturo García.

Entre los compañeros de viaje de José Vicente Anaya estarían el Foro 2020 (también conocido por la cena de la Ferradura) y algunos alcaldes destacados de la provincia. La candidatura de Anaya ha resultado casi sincrónica con el ofrecimiento de Francisco Camps a la alcaldía de València.

La proclamación de esta candidatura además ha chocado frontalmente con el actual presidente provincial Vicente Mompó. En una reunión de urgencia la ejecutiva de Mompó decidió apartar a Anaya como Coordinador provincial “cuando se inicie el proceso electoral”.

El concejal de Benaguasil Stephane Soriano no ha dado oficialmente el paso pero entra en la terna prematura tras sus últimas reflexiones. Evitará decir la palabra “candidato” hasta la apertura de candidaturas o bien podría valorar una oferta que integrar sus “reflexiones públicas”.

La agitación política en torno a las candidaturas para presidir el PPCV no cesará hasta que se de el disparo de salida. El partido tiene una vasta experiencia en luchas fratricidas y está prevista la presencia de Teodoro García Egea para “mediar” en la custión valenciana.

CatalanSpanish