Concluye el marcado de terrazas en la plaza del Mercat de València

La reducción media de superficie es de un 8% en todo el ámbito de actuación.

La concejala de Espacio Público del Ayuntamiento de València, Lucía Beamud, ha explicado que los técnicos del Servicio de Ocupación de la Vía Pública han marcado este miércoles las terrazas de la plaza del Mercat, donde existen 22 establecimientos.

La gran mayoría mantienen sus dimensiones actuales, salvo cuatro que, por requisitos relacionados con la seguridad, han visto disminuido su espacio. La reducción media de superficie es de un 8% en todo el ámbito de actuación. Además, a partir ahora, el Ayuntamiento no autorizará más terrazas en este espacio recientemente remodelado ni autorizará la ampliación de las ya existentes, tal y como han pedido desde la asociación de vecinos de forma reiterada.

Lucía Beamud ha señalado que “desde el Ayuntamiento de València tenemos un modelo de ciudad claro, que se está materializando con la peatonalización de espacios importantes en nuestra trama urbana, ganando espacios de calidad para las personas y los peatones. No tendría sentido convertir una zona peatonal y que el espacio ganado en el coche sea ahora ocupado por las terrazas, dejando el mismo espacio que antes a las personas que circulan a pie”.

Así, el ámbito en el que se ha actuado es la plaza del Mercat, la avenida Maria Cristina, la calle Sant Ferran, en los números pares del 20 al 28, la calle Ramilletes número 1, así como el 2 de la calle Liñán. La relación de calles afectadas sigue con Taula de Canvis en los números pares, Boatella, Carda número 1, Gall, Palafox, Calabazas y la plaza Ciutat de Bruges, por lo que hay 22 locales en total.

No se concederán más permisos para terrazas, y respecto de las actuales se establece que podrá ocuparse la fachada del establecimiento contiguo, siempre que exista permiso previo del propietario o la comunidad de propietarios. Los locales que recaigan en varias fachadas sólo podrán tener terraza en una de ellas y las bandas libres para el paso de los peatones entre la fachada y las mesas serán de 1,80 metros en aceras iguales o inferiores a 4,50 metros y de dos en las superiores a esta medida.

Lucía Beamud ha defendido el mantenimiento de los espacios peatonales, los grandes beneficiados de esta remodelación, y el derecho al descanso de las personas que viven en el entorno. “Desde el gobierno de Joan Ribó tenemos muy claro que hay que ordenar y regular el espacio público para que todos los usos se puedan dar: Tanto pasear, como la actividad económica de los hosteleros y hosteleras”, ha añadido Lucía Beamud.

Más inspecciones

Asimismo, ha explicado la edil que “el Ayuntamiento también ha reforzado las inspecciones para que las ocupaciones de la vía pública con terrazas se hagan de una forma correcta”, y ha señalado que “también hemos aprobado un plan para coordinar esta tarea inspectora, muy presente en ocho zonas de la ciudad, las de mayor afluencia de terrazas. Pero también hemos llevado a cabo una tarea informativa para ayudar porque, en ocasiones, el desconocimiento es la causa de una mala práctica, informando a los diferentes establecimientos de la ordenanza que regula las terrazas en la calle”.

CatalàEspañol