Desmantelan un laboratorio con 700 plantas de marihuana en l’Alcora

Han sido detenidas tres personas y se han intervenido más de 700 plantas y material de cultivo.

El Equipo Roca de la Guardia Civil de Castellón, junto con la Guardia Civil de l’Alcora, han detenido a tres personas como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública por cultivo ‘indoor’, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico, al hallar en una vivienda una plantación de cultivo de marihuana en un estado avanzado de floración.

Según ha informado el instituto armado en un comunicado, fruto de las investigaciones y las labores de vigilancia, así como de las pesquisas y pruebas obtenidas, se realizó una entrada y registro debidamente autorizada en el interior del inmueble, donde los guardias civiles observaron una plantación que estaba distribuida entre la segunda y tercera planta, y hallaron más de 700 plantas de marihuana en un estado avanzado de floración.

Además la Guardia Civil consiguió desmantelar todos los medios y elementos que componían la instalación y que favorecían la producción y desarrollo de las plantas, consistentes en lámparas de calor, transformadores, filtros de carbono, así como abonos, ventiladores para remover el aire, sistemas de extracción y renovación de aire, automatismo para un cultivo a niveles industriales y que aseguraban varias cosechas a través de un sistema intensivo.

También contaba con otra estancia convertida en secadero, que empleaba un sistema novedoso para el secado intensivo. Se encontraron plantas recolectadas y preparadas para su comercialización.

Los ahora detenidos, de edades comprendidas entre los 22 y 25 años, estaban perfectamente organizados, pues cada uno realizaba diferentes funciones dentro del grupo criminal, entre ellas las de vigilancia, captación, cuidados de las plantas, así como mando y dirección.

Se les atribuye un delito contra la salud pública, otro de pertenencia a grupo criminal y otro de defraudación de fluido eléctrico. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido entregados en el Juzgado de Castellón.

ValenciàEspañol