La Marina de València acogerá una cafetería para la inserción laboral de personas de Asindown

El consistorio facilita un local a la entidad, cerca del edificio Veles e Vents, que será al mismo tiempo cafetería y centro de formación y empleo.

La Marina acogerá “La mare que va”: una cafetería que será al mismo tiempo un centro de formación y empleo para personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual, que después podrán trabajar en el establecimiento.

El Ayuntamiento ha facilitado a la fundación Asindown un local cerca del edificio Veles e Vents para impulsar el proyecto y aportará 20.000 euros por cada año de vigencia del convenio firmado con la entidad. En septiembre empezarán las obras para adecuar las instalaciones, que durarán seis meses. Los y las usuarias de los centros de empleo municipales se incorporarán a la iniciativa.

La concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, acompañada del gerente de la Fundación Asindown, Manuel Campos, ha presentado esta mañana en rueda de prensa este “proyecto pionero que permitirá romper barreras”. Lozano lo ha calificado “de un paso más para que la Marina continúe construyéndose como un espacio de oportunidades laborales y de innovación, en este caso con un elemento añadido, el valor social innegable que tiene el poder dinamizar la contratación de personas con discapacidad intelectual, un colectivo que tiene el acceso más difícil al mundo laboral”.

La cafetería de “La mare que va” tendrá una superficie de 382 metros cuadrados y comprende una parte cerrada y terraza. Será totalmente acristalada, de forma que se podrán ver las acciones formativas para la cualificación profesional en cocina, sala y atención al público que se llevarán a cabo. Además de servicios de restauración, el establecimiento se abrirá a la celebración de eventos, reuniones y presentaciones, y también habrá actividades culturales, como exposiciones, conciertos o monólogos.

El Ayuntamiento arrienda el local a Asindowm por un precio de 310 euros mensuales durante diez años, prorrogables otros cinco más. Además, consistorio y fundación han firmado un convenio por cuatro años, prorrogables dos más, por el cual la entidad recibirá 20.000 euros anuales en concepto de subvención del proyecto.

Por su parte, Manuel Campos ha destacado “el entorno de máxima visibilidad” donde se encuentra el local. El gerente de Asindown ha indicado asimismo que “el objetivo último es que la gente que vaya allí a comer y a pasar el día vea cómo estos chicos y chicas están trabajando y quieran en su empresa a gente con discapacidad”, de manera que “no solo damos oportunidades laborales en este espacio, sino que el mundo empresarial se fija en ellos y ellas para poder llevárselos a sus empresas y formar parte de su equipo”.

CatalàEspañol