José Martí tilda de ‘muy buena noticia’ las ayudas del Gobierno de España a la industria de la cerámica

El presidente de la Diputación destaca que ‘Salvem la ceràmica’ y el consenso social alcanzado han sido fundamentales para trasladar la gravedad de la situación existente en la provincia a causa de los sobrecostes de la energía

El presidente de la Diputación, José Martí, considera «muy buena noticia» el anuncio de ayudas por valor de 950 millones de euros para la cerámica de Castellón y otros subsectores de la industria gas intensiva.

En su opinión, «es justo reconocer que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no solo fue sensible recibiendo en su día a los representantes de nuestra industria, sino que, además, ha cumplido la palabra dada porque tal como transmitió tras aquel encuentro, se han aprobado medidas importantes para aliviar la situación generada por los sobrecostes energéticos».

Martí valora «la importancia del esfuerzo realizado por el gobierno central con la aprobación de 450 millones de euros en ayudas directas y 500 millones de euros más con una línea ICO específica de financiación».

El dirigente provincial destaca además que «es la primera vez que un presidente del Gobierno refiere ayudas a la industria de Castellón en una comparecencia nacional del máximo nivel».

José Martí ha señalado que el consenso alcanzado por la sociedad civil de la provincia «ha jugado a nuestro favor, porque hemos conseguido ser eficaces a la hora de trasladar al Gobierno de España la gravedad del problema existente en esta provincia».

«Un consenso en el que ha tenido un protagonismo muy destacado el manifiesto de ‘Salvem la ceràmica’ pactado por los grupos políticos de la Diputación de Castellón y las alcaldesas y alcaldes de los municipios del clúster». También ha recordado la unidad de acción con las organizaciones empresariales y los sindicatos.

En este sentido, Martí señala que «juntos somos más fuertes», una enseñanza que cree que «no debemos olvidar» porque «las buenas noticias suelen llegar de la mano de los consensos».

CatalàEspañol