Martí quiere convertir a la Diputación en el “motor de la recuperación económica y social de la provincia”

Apuesta por el diálogo con todos los sectores de la población y con los ayuntamientos para responder "de forma unitaria" a la crisis económica y social provocada por la pandemia

La Diputación de Castellón mantendrá el “indispensable contacto con la sociedad civil y los ayuntamientos para hacer de la recuperación económica y social de la provincia el gran reto al que nos asomamos tras los complicados meses que hemos vivido a causa de la pandemia por la Covid-19”.

Así se ha expresado el presidente de la institución provincial, José Martí, quien, tras hacer el pasado miércoles un balance de sus dos primeros años al frente de la Diputación, centrados en “la cercanía con nuestros alcaldes y alcaldesas, la presencia en el territorio y el diálogo”, considera que “tenemos que trabajar de forma intensa en el presente para ganar el futuro, y eso solo lo podremos hacer de la mano de la sociedad civil y de los ayuntamientos”.

Al respecto, José Martí asegura que “todos y todas hemos hecho un gran esfuerzo” y reconoce que, “aunque seguro que se podría haber hecho mejor, hemos demostrado a nivel colectivo fortaleza y determinación”.

Por ello, subraya que la Diputación de Castellón “no fallará y hará de la reactivación de la provincia su objetivo en estos dos años que quedan de mandato del gobierno progresista por el que apostaron en 2019 los y las castellonenses”.

Retos como reforzar la vocación municipalista de la Diputación, los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU como acción de gobierno o la captación de fondos europeos son algunas de las claves de esta segunda parte de un mandato en el que, según José Martí, “vamos a seguir apostando por un modelo de Diputación que apueste por la libertad y la igualdad, sobre todo con la lucha decidida contra una forma de desigualdad que es la despoblación”.

CatalanSpanish