Más de 500 personas pasaron por los Puntos Violeta de Fin de Año en València para pedir información

Ninguna de las mujeres que acudió a los puntos violeta quiso interponer denuncia, según fuentes del Ayuntamiento

La concejala de Igualdad del Ayuntamiento de València, Lucía Beamud, ha hecho balance del funcionamiento de los tres Puntos Violeta que instaló el consistorio en la fiesta de Fin de Año en la plaza del Ayuntamiento. “En general, hacemos una valoración positiva”, ha indicado Beamud, y es que, según ha explicado la regidora, “las personas que han acudido a solicitar información han manifestado que es un recurso necesario que genera seguridad y confianza al saber que se puede recurrir a ellos en caso de necesidad; siendo una vez más un referente donde ir, en definitiva, un punto seguro”.

En total, pasaron por los Puntos Violeta 584 personas, de las que 416 fueron mujeres y 168 hombres, en su gran mayoría de los casos para pedir información. Ninguna de las mujeres que acudió a los puntos violeta quiso interponer denuncia, aunque en algunos casos si pusieron de manifiesto haber sufrido actitudes como la de padecer tocamientos aprovechando las aglomeraciones propias de esta celebración así como la dificultad para denunciar este tipo de situaciones al no poder identificar al autor.

En cuanto al reparto de folletos con información municipal y otros organismos, así como chapas, se repartieron una media 250 por Punto Violeta. La concejala Lucía Beamud considera que “los puntos han cumplido con su objetivo de sensibilizar a la ciudadanía y generar conciencia sobre la violencia de género y servir como punto de desahogo para todas aquellas situaciones de violencia en general que sufren las mujeres”.

Los Puntos Violeta estuvieron en funcionamiento durante la noche del 31 de diciembre a la madrugada del 1 de enero de 2023, durante una jornada de 6 horas de forma continuada.

Los Puntos Violeta son espacios útiles para la sensibilización y prevención sobre las agresiones sexistas, así como para trasladar un mensaje a la sociedad de rechazo a la violencia machista, estableciendo canales más inmediatos y accesibles para la denuncia y la atención a víctimas. Su finalidad, por tanto, es la de concienciar, prevenir y disfrutar la fiesta bajo el respeto a las mujeres, libres de acoso y humillación machista.

CatalàEspañol