Más de 40 días de espera para ser atendidos en el Centro Municipal de Servicios Sociales

El PP recuerda que en el Servicio de Ayuda a Domicilio para Dependencia la lista de espera alcanza las 630 personas

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha denunciado “la tardanza que tienen que sufrir miles de vecinos de Valencia que acuden a los Centros Sociales Municipales de la ciudad para resolver problemas que afectan a sus necesidades sociales básicas”.

“Especialmente preocupante son los datos de Quatre Carreres, San Marcelino o Ciutat Vella donde los vecinos tardan más de un mes para ser atendidos por primera vez y resolver cuestiones que van desde la vivienda o a programas como el Menjar a Casa, la Teleasistencia o el Servicio de Ayuda a Domicilio” ha afirmado Catalá quien ha calificado estos tiempos de “inaceptables”.

Según reconoce el propio gobierno los Centros que más tardan en dar una primera cita son: Quatre Carreres (43 días hábiles de media), San Marcelino (40 días hábiles de media), Ciutat Vella (38 días hábiles de media) y Olivereta (33 días hábiles de media).

María José Catalá ha mostrado su “preocupación” por la gestión social de Compromís y PSOE. “Este año han tenido que devolver a la Generalitat 1,2 millones de euros de ayudas sociales porque han sido incapaces de poner en marcha algunos programas, o de justificar algunas sociales. Pero, además, las listas de espera no paran de crecer”.

En ese sentido, la concejal del PP, Marta Torrado ha explicado que en un mes las listas de espera de Menjar a Casa, Teleasistencia y Servicio a Domicilio han aumentado en 150 personas en un mes y ya está en 1.755 personas. Concretamente, en Menjar a Casa hay de lista de espera 1.072 personas, en Teleasistencia 318 personas y en el Servicio de Ayuda a Domicilio, 365 personas.

Mención a parte – afirma Torrado- es el Servicio de Ayuda de Dependencia donde hay una lista de espera de 613 personas y el gobierno municipal reconoce que sólo va poder incorporar a entre 25-30 personas el próximo año.

“Las políticas sociales del gobierno de Ribó son un fracaso. Hay más listas de espera, más personas durmiendo en la calle y más chabolismo en la ciudad”, ha finalizado María José Catalá

ValenciàEspañol