Mazón califica de ‘antipresupuestos’ y de ‘desesperación electoral’ las cuentas de la Generalitat para 2023

El presidente del PPCV ha criticado que mientras los miembros del Consell se subirán 3.000 euros al año los sueldos, los ciudadanos 'solo se ahorrarán 100 euros al año' con la reforma fiscal

“Desesperación electoral”, “precampaña de libro” y “antipresupuestos”. Así ha calificado el presidente del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, este miércoles los presupuestos de la Generalitat para 2023 que ascienden a 28.438 millones, un 1,7% más que en 2022. En este sentido, Mazón ha explicado que tras un estudio “profundo, calmado y tranquilo” junto al equipo de dirección del grupo ‘popular’ y la síndica, Mª José Catalá, estos presupuestos son “agónicos” y que “vuelven a demostrar la necesidad de cambio que tenemos en la Comunitat Valenciana”.

Son unos presupuestos que no se sostienen y una vergüenza para la que está cayendo y lo que están atravesando los ciudadanos y ciudadanas en la Comunitat” ha señalado el dirigente popular, que también ha asegurado que las inversiones para las tres provincias “vuelven a ser papel mojado”. “La Generalitat no es capaz de ejecutar ni el 15% de las inversiones que anuncia, vuelven a aparecer los mismos colegios, los mismos centros de salud y las mismas inversiones que año tras año no son capaces de ejecutar” ha asegurado.

Del mismo modo, ha criticado que es una “burla” que el gobierno valenciano hable de reforma fiscal cuando “solo supone un ahorro anual de cien euros por persona como mucho, mientras que todos los altos cargos de la Generalitat, incluido el señor Puig, se van a subir el sueldo más de 3.000 euros“. “Sigue habiendo el mayor número de la historia de asesores, enchufados, directores y altos cargos y de políticos, nada menos que 330 señores que se van a subir el sueldo 3.000 euros al año” ha indicado Mazón, que también ha criticado la creación de cuatro nuevos impuestos y la tasa turística.

Por todo ello, ha adelantado presentarán “una enmienda general” contra las octavas cuentas del Botànic en su tramitación parlamentaria, aunque luego registrarán “una a una” todas las enmiendas. Sin embargo, sí que apoyarán la reforma fiscal, a pesar de parecerles “insuficiente y testimonial” porque “todo lo que sea avanzar y sea bueno para la Comunitat, lo vamos a apoyar”.

Inversiones para Alicante

Preguntado por las inversiones del Botànic para Alicante que superan los 600 millones de euros, ha manifestado que “son difíciles de creer” porque “llevamos con los mismos tres centros de salud para la ciudad de Alicante desde el año 2009 y no se han ejecutado”. “Han llamado a un conjunto de inversiones que se van repitiendo año tras año, Plan Vega Renace, y están hablando de la Vega Baja como si tuviera algún tipo de inversión o avance que no está teniendo. Son incapaces de cumplir las las inversiones. No son unos presupuestos creíbles porque ya llevan siete años camino de ocho en la que no cumplen las inversiones”.

El presidente del PPCV también ha recordado que paralelamente a los presupuestos autonómicos se están tramitando los Presupuestos Generales del Estado “que desprecian, ningunean y humillan a la Comunitat Valenciana” y que mañana se celebra una manifestación en Alicante para reclamar una mayor inversión del Estado en esta provincia, pero que “nadie de la Generalitat ha dicho que va a venir e incluso se han tomado la molestia de pedir a los convocantes de esa manifestación que no la celebren. Algo inaudito cuando se trata de defender las inversiones del Estado en la Comunitat Valenciana”.

“Entre la suma de la desesperación electoral de los presupuestos de la Generalitat Valenciana donde sube la presión impositiva, donde lo más benigno que puede subir es exclusivamente los sueldos de los políticos, nada menos, que 3.000 euros sumado a la falta de inversión de los Presupuestos Generales del Estado y ese ninguneo al que nos tiene sometidos permanentemente el PSPV, pues esto es un tiempo agónico que esperemos que acabe lo antes posible”.

CatalàEspañol