Mazón propone un bono consumo y subvenciones para adecuar las panaderías artesanales

El PP pide medidas de apoyo para las panaderías y que se incluyan entre los sectores afectados por la subida de costes energéticos.

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, y la secretaria general y Síndica del GPP, María José Catalá, han pedido al Consell de Puig que “ponga en marcha ayudas para salvar los negocios artesanales de la desaparición y para que la panadería y pastelería se incluyan entre los sectores esenciales afectados por la crisis energética” ante el progresivo cierre de las panaderías artesanas en la Comunitat Valenciana.

Carlos Mazón y María José Catalá se han reunido con representantes del Gremio de Panaderos y Pasteleros de Valencia a los que han trasladado el apoyo del PP para la puesta en marcha de medidas concretas que den respuesta a la crisis del sector. Esta semana el GPP va a presentar una PNL en Les Corts en la que reclama al Consell de Puig atender las reivindicaciones del sector.

“Desde el PPCV vamos a proponer diversas medidas como un bono consumo para los ciudadanos, al igual que hace la diputación de Alicante, y la aprobación de subvenciones para adecuar locales de negocios artesanales y convertirlos en ejes sobre las que pivota el comercio local. En concreto subvenciones para insonorización y salida de chimenea, planes de relevo generacional y formación específica en los negocios tradicionales”, ha señalado.

Mazón ha indicado que “la panadería y pastelería artesanal son un sector esencial para la sociedad que está en peligro debido a que el coste fijo de su factura se ha doblado, los precios de las materias primas han disparado, sus costes de producción están desorbitados y todo este incremento no se puede repercutir en el producto final. Por lo que deben ser incluidos entre los sectores que reciben ayudas por el coste energético”.

El presidente de los populares ha señalado que “desde el PPCV apoyamos el mantenimiento e impulso de la panadería y la pastelería artesanal por la calidad de sus productos más saludables, por su cercanía y por su carácter vertebrador de pueblos y ciudades. El cierre de las panaderías artesanas supone no solo la desaparición de miles de puestos de trabajo, sino que es un paso más hacia la extinción del comercio de proximidad y de nuestra forma de vida”.

En este sentido, el PPCV ha trasladado su apoyo a la concentración del próximo jueves frente a la Delegación del Gobierno bajo el lema “¡Cierra la panadería artesana! muere tu barrio” para exigir medidas que den respuesta a la crisis del sector.

CatalàEspañol