Médicos expertos desaconsejan la celebración de las Fallas de València

El Ayuntamiento de València mantiene que las Fallas previstas para septiembre de 2021 son una celebración adaptada a las circunstancias.

Son muchos los municipios que habían aplazado las Fallas, que llevan sin celebrarse desde 2019, a septiembre de 2021. Los buenos datos de los que gozaba la Comunitat Valenciana hace tan solo unos meses, siendo la región con menor incidencia acumulada por Coronavirus de Europa, hacía pensar que el colectivo fallero podría celebrar por fin sus fiestas este año y por fin pasar página. Sin embargo, pasan los meses, se acerca la fecha, y los datos no hacen más que empeorar. Es por eso que diferentes expertos han desaconsejado la celebración de las Fallas en septiembre.

El principal fundamento de las Fallas consiste en quemar lo malo para renovarse, purificarse, dejar atrás lo que no se desea. Muchos sueñan con ese momento, con ver quemar sus monumentos y con ello dejar atrás el dolor y el sufrimiento que ha causado la irrupción del Coronavirus en la sociedad. Desgraciadamente, la fecha siempre está cerca pero no llega.

De hecho, las Fallas de 2019 fueron aplazadas en un primer momento a verano del mismo año, para dejar paso a las Fallas 2020 de marzo. De nuevo se suspendió la nueva fecha y ahora, que se acerca septiembre, muchos apuestan por que volverá a suceder lo inevitable: la suspensión de las Fallas.

La incidencia acumulada sigue creciendo en la Comunitat Valenciana a pasos agigantados, y aunque no necesariamente se traduce en una mayor presión hospitalaria, los efectos de los contagios y el personal de vacaciones, sí que han empezado a notarse. ¿Qué dicen los expertos de todo esto?

Esta mañana, según ha tenido acceso este periódico, diferentes médicos expertos han aconsejado no continuar con la celebración de las fiestas, aunque siempre se haya estado hablando de unas fiestas adaptadas: “el momento en el que se decidió la fecha de las Fallas 2021 ha cambiado mucho del que estamos ahora, no sería aconsejable realizarlas con una incidencia tan alta”.

Otros han sido más concisos: “celebrarlas en septiembre sería una irresponsabilidad”. Por su parte, pueblos como el de Torrent o Catarroja ya se han adelantado al Ayuntamiento de València y han anunciado la suspensión de las fiestas. “Creíamos que no era el momento”, explicaban desde la concejalía de cultura de Torrent.

Aun así, València se niega a dar carpetazo a la celebración. Hace una semana se inauguró la Exposició del Ninot y ya se ha confirmado cuándo se podrán montar las carpas de los casales falleros: la segunda quincena de agosto. Todo va “viento en popa” y como tal, ya han anunciado las mascletàs con disparo simultáneo y la cremà de l’Ajuntament de València.

Desde el consistorio insisten que acatarán las medidas que la Conselleria de Sanitat dicte, pero que una ofrenda, unos disparos y unas cremàs -necesarias para que el sector continue trabajando- no son unas Fallas al uso y que no deberían suponer un riesgo elevado.

CatalanSpanish