19:03 - lunes, 4 marzo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El Mercado de Colón de València cerrará el 28 de marzo en protesta por el mercadillo semanal

El PP anuncia que se suma a la protesta de los comerciantes mientras que el Rialto acusa a los populares de 'cinismo y incoherencia' al posicionarse contra los agricultores

Los vendedores del Mercado de Colón cerrará sus puertas y saldrán a la calle el próximo 28 de marzo, de 8.00 a 14.00 h, como protesta por la puesta en marcha del mercado de huerta semanal en la calle Martínez Ferrando que califican de media “injusta y perjudicial” para sus comerciantes, según han señalado en un comunicado.

En ese mismo escrito recogen que “estamos a favor de la existencia de este modelo de mercadillo ambulante y aplaudimos todas aquellas acciones encaminadas a favorecer la sostenibilidad de nuestra huerta, pero es evidente que ubicarlos en la calle Martínez Ferrando junto al Mercado de Colón o junto a otros mercados significa favorecer a algunos perjudicándonos a todos los demás“. 

“La ciudad dispone de innumerables espacios, donde no se producirían daños a otros comerciantes, así como de puestos vacantes en la práctica totalidad de los mercados municipales donde serían muy bien recibidos” señalan, y critican que la Concejalía de Mercados del Ayuntamiento de Valencia haya decidido instalar este mercadillo ambulante de alimentos, “que estará en la calle Martínez Ferrando, todas las semanas a pesar de encontrarse con la firme oposición de los comerciantes“.

Entre los que se oponen citan a los del Mercado de Colón, de la Asociación de Vecinos del Ensanche-Pla del Remei, de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia, de Confemercats, Confederación de mercados municipales y también de patronal autonómica del comercio en la Comunitat Valenciana (Confecomerç).
 
Por todo ello aseguran, que “este hecho supone un grave perjuicio para los comerciantes del Mercado de Colón, porque en nuestro mercado se ofrecen, desde hace más de cien años, los mismos productos que se venderán en los puestos de este mercadillo. Esto provocará que los comercios suframos una terrible competencia desleal, que nos dejará en evidente posición de inferioridad, de consecuencias imprevisibles para algunos de nosotros”.

El PP se une a la protesta

Del mismo modo, el Partido Popular ha anunciado hoy que se sumará a la protesta de los vendedores del Mercado de Colón por la puesta en marcha de la tira de contar junto a este recinto municipal, que asegura retirarán si gobiernan, porque han nacido “con la oposición de  los comerciantes y sin consenso”. “Son una competencia desleal con aquellos que tienen puestos abiertos en los mercados así como en tiendas en nuestros barrios donde se venden productos del campo” ha indicado el concejal del PP, Santiago Ballester.

El dirigente popular también ha recordado que el PP ha presentado múltiples iniciativas en el Pleno del Ayuntamiento y en las comisiones para paralizar las nuevas tiras de contar hasta llegar a un consenso con los vendedores. “Creemos en el consenso y en las cosas bien hechas. No a base de caprichos e imposiciones como les gusta Compromís y PSOE en su gestión municipal”.

En este sentido, ha señalado que “el PP propuso ofrecer los puestos disponibles en los mercados municipales de distrito para los agricultores que quieran ejercer la venta directa de productos en las mismas condiciones que el resto de puestos ya que en estos momentos hay 200 puestos libres más en los mercados municipales que en 2015. “Una vez más lo rechazaron y han decidido actuar de espaldas a quienes mantienen vivos nuestros mercados”.

El gobierno municipal reprocha al PP que monte una protesta contra los agricultores

En respuesta al comunicado y las críticas del PP contra los mercados de venta directa de la Huerta, el concejal de Agricultura, Alimentación Sostenible y Huerta, Alejandro Ramon, ha advertido que “si el PP quiere montar una manifestación contra los agricultores y sus herramientas de subsistencia, encontrarán enfrente a nuestro gobierno”.

“El PP y Compromís tenemos proyectos divergentes para la ciudad de València. A nosotros nos encanta la huerta de València y apoyamos a las personas que la trabajan día a día, pero rechazamos los negocios oscuros del PP; Catalá y su partido, en cambio, rechazan a los agricultores valencianos porque prefieren otro tipo de negocios”.

“A la señora Catalá le molestan los agricultores valencianos porque no entran en su modelo clasista de ‘gente de bien’ que merece estar en el centro de la ciudad de forma excluyente, pero eso solo la define a ella y a su partido, no define a nuestros agricultores y agricultoras, que no solo son gente de bien sino que además son buena gente, trabajadora y honrada, de la que la señora Catalá podría aprender aunque fuera solo un poco” ha manifestado Ramón, que también ha recordado que el PP demuestra su “cinismo y incoherencia” al posicionarse contra estos mercados pese haber votado a favor en el pleno en 2018 y que Zaragoza su propio partido está apoyando lo mismo.

Sobre los argumentos del PP de competencia desleal, el dirigente de Compromís señala que “han intentado justificar su clasismo con argumentos que caen por su propio peso porque para el PP solo los agricultores valencianos ejercen esa supuesta competencia desleal, a diferencia de los cientos de vendedores de otros mercados no sedentarios que todas las semanas podemos ver en nuestros barrios”.

“Para nosotros todos estos vendedores, de productos agrícolas o cualquier otro, son protagonistas de la dinamización económica y social de nuestros barrios y tienen todo nuestro respeto y apoyo. Para el PP parece que el problema solo está en las lechugas y las zanahorias y no en cualquier otro producto. No hay por dónde cogerlo” ha asegurado.

Por último ha defendido el “éxito apabullante” de los mercados de la huerta cuando estos se han celebrado con carácter extraordinario en Campanar, Patraix, las torres de Serrano o las plazas de la Reina y del Ayuntamiento, pero también con el estreno del mercado de venta directa fijo en Benimaclet. “Estamos seguros de que Malilla, Pla del Remei y Castellar seguirán en la misma línea de éxito con un beneficio mutuo tanto para productores como para la ciudadanía. Son garantía de éxito. Son nuestros vecinos y vecinas, gente trabajadora que merece un gobierno municipal que les respete, les proteja y les ayude”.

Últimas noticias

Contenido relacionado