Mil llamadas en el primer día del teléfono de atención a conductas suicidas (024)

La Comunitat Valenciana ya alertó de los problemas especialmente en personas jóvenes y del aumento de tratamientos de salud mental por cuadros de depresión y ansiedad

En solo 24 horas de la puesta en marcha del nuevo teléfono de atención a la conducta suicida, las llamadas recibidas han superado el millar. Una cifra que pone en evidencia la urgencia de este servicio estatal dentro del paquete de medidas que también en la Comunitat Valenciana ha tomado especial relevancia a tenor de los preocupantes datos que se barajan, en especial en población joven y adolescente.

Un problema global que ha forzado a poner el acento y visibilizar el tabú de los suicidios. “El 024 ha venido para quedarse”, ha subrayado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), donde ha hecho hincapié en cómo desde el primer día de funcionamiento este teléfono ha demostrado que sirve para “ayudar y apoyar a quienes tienen una ideación suicida” para que hagan “una llamada a la vida y se eviten más muertes”.

La línea la atienden especialistas de emergencias de la Cruz Roja, y que hace que el servicio funcione las 24 horas al día los 365 días del año, tanto a personas con ideas suicidas como a sus familiares, a los que se les guía sobre cómo deben actuar, y es gratuito y confidencial. En los casos que se considera que hay un riesgo inminente para la vida del afectado, los profesionales se ponen en contacto con los servicios de emergencias para enviar ayuda inmediata.

Un 30% más de intentos de suicidio en 2022

Cabe destacar, que en 2022 las tentativas aumentaron un 30 %, casi 4.000 personas se quitaron la vida ese año y entre 80.000 y 100.000 lo intentaron.

Ahora con el Plan de Acción de Salud Mental (2022-2024), según ha explicado la ministra, pone en el centro a las personas, refuerza los recursos humanos en salud mental a fin de reducir la temporalidad, aumenta la oferta de plazas en psiquiatría y psicología y, en definitiva, optimiza la atención de la salud mental en todos los ámbitos sanitarios y lucha contra la estigmatización.

Darias ha recordado que es un plan financiado por el Ministerio de Sanidad con 100 millones de euros y por las comunidades con sus propias aportaciones al proyecto. Estos 100 millones, según ha dicho, se desglosarán de aquí a 2024 en los presupuestos del Estado siendo la partida de este año de 30 millones de euros, de los que el 80 % se transferirá a las comunidades autónomas y el 20 % es de ejecución por parte del Ministerio.

Además, la ministra ha avanzado que se había distribuido a las comunidades 10 millones de euros para que incluyeran en sus planes acciones de formación en ámbitos como la tecnología sanitaria, la vigilancia en salud pública, la seguridad del paciente o la atención precoz de la violencia de género con la pretensión, ha dicho, de formar a 90.000 profesionales.

ValenciàEspañol