Moncofa compartirá en Fitur la naturaleza y sus aguas cristalinas que ofrecen el placer de disfrutar del arte al lado del mar

Playas con banderas azules, murallas y contenedores de arte, caminar por el sendero azul europeo invita a vivir nuevas sensaciones rodeado de mar y naturaleza.

Moncofa volverá este año a enamorar en la Feria Internacional de Turismo, (Fitur 2023) con una oferta que aúna los privilegios de mantener aguas cristalinas en sus costas con el delicado respeto por conservar la esencia de su naturaleza. Y además, lo hará sumando el placer de disfrutar del arte al lado del mar.

Los veraneantes de esta bella localidad de Castellón, describen a Moncofa como “un gran balneario de aguas marinas”, sus aguas turquesas ricas en yodo son un privilegio para el cuidado de la piel. Su litoral consta de 4 playas, Grau, Masbo, Pedraroja y L’Estanyol donde ondea la Bandera Azul Europea, distintivas de la calidad de sus aguas y litoral que ofrece unas instalaciones y servicios privilegiados a sus visitantes y turistas.

Moncofa no solo ofrece seis kilómetros de litoral con hermosas playas, es uno de esos pueblos por los que puedes pasear durante días sin dejar de descubrir rincones especiales. Sol, luz, mar, huerta, arte, música, exposiciones, fiestas y tradiciones durante toda la temporada estival y un municipio repleto de amplias zonas verdes y deportivas ideales para ponerse en forma y pillar el color marinero que ofrece el mediterráneo.

Todo no es ocio y diversión, la arquitectura singular de la Iglesia con su fuente modernista o la bella ermita de pescadores, el Museu Moncofa combina el arte de la modernidad, historia y tradiciones ancestrales de sus habitantes vinculados con el mar y la tierra, murallas junto al mar en los restos la antigua Torre Vigía de la piratería, declarado Bien de Interés Cultural, se relacionan con la reciente puesta en valor y restauración de parte de las murallas que antiguamente fortificaban la localidad, todo envuelto con el verde paisaje de los naranjales y el azul Mediterraneo, donde es un placer caminar entre dunas por el sendero azul europeo del Belcaire, con sus playas vírgenes y zonas naturistas, la belleza de la desembocadura del Belcaire y su pasarela punto de observación de avifauna, hacen único al municipio de Moncofa, donde la calma y la diversión se entremezclan en pleno contacto con la naturaleza.

CatalàEspañol