La Moreneta inaugura los días grandes de Vila-real

La Mare de Déu de Gràcia ha sido recibida por una gran cantidad de fieles y autoridades

La ‘baixà’ de la Mare de Déu de Gràcia desde la hermita de Termet ha sido el punto de partida de 10 intensos días de fiesta para la localidad castellonense de Vila-real. La Moreneta ha sido recibida por el alcalde del municipio, José Benlloch, autoridades de la Diputación, representantes de la diócesis, una gran cantidad de vecinos que querían volver a vivir una bajada sin restricciones y más de 200 reinas y damas de los últimos 75 años.

Tras la bajada de La Moreneta se ha procedido a la ofrenda de flores, momento en el que tanto las peñas como las entidades ciudadanas han ofrecido sus flores para crear un tapiz para la patrona de la ciudad. En la ofrenda también han participado todas las damas y reinas, además de diferentes autoridades municipales.

Entradas las 20.30 horas, comenzaba de mano de Sebastián Mora, campeón del mundo de ciclismo y Medalla de Oro de la ciudad, la Crida a la Festa. Desde el balcón de la Fundación Caja Rural de Vila-real, ha animado a todos los vecinos y vecinas a disfrutar de las fiestas. Mora ha recibido la llave de la ciudad como detalle conmemorativo.

ValenciàEspañol