La hostelería de Castelló ha pedido ampliaciones en más de 500 terrazas

Los cortes provisionales de calles son otra de las medidas que se ha aplicado desde movilidad y que se está estudiando en nuevos viales.

La ampliación de las terrazas, la exención del pago de tasas por ocupación de la vía pública así como el cierre temporal y extraordinario de cuatro calles son algunas de las medidas adaptadas por el ayuntamiento de Castellón y que hoy ha querido recordar el concejal de Movilidad Sostenible y Uso del Espacio Público, Jorge Ribes.

Un resumen de actuaciones ya conocidas con las que desde el equipo de gobierno se ha querido explicar que el Ayuntamiento de Castelló “está trabajando desde el primer momento de la pandemia de la covid-19 en acciones que contribuyen a paliar los efectos sociales y económicos de la crisis sanitaria”.

Un sector castigado, como otros muchos, pero que quizás es de los que más protestas y acciones reivindicativas ha protagonizado frente a todas las administraciones y por tanto también frente a las administraciones locales.

Quizás por eso, Ribes, ha detallado hoy las medidas insistiendo en que “atienden las demandas del sector hostelero, con el que estamos en contacto estrecho y periódico, a la vez que buscan un equilibrio entre las directrices de seguridad y de protección de la salud y el impulso a la actividad económica, siendo un balón de oxígeno para el sector”.

Entre las medidas, destaca la ampliación de terrazas. “A día de hoy, y desde mediados del 2020, el Ayuntamiento ha autorizado más de 500 solicitudes de ampliaciones y nuevas terrazas. La mayor parte de los expedientes son de ampliaciones, pero también hay nuevas solicitudes de ocupación de vía pública para mesas y sillas de negocios que antes no tenían y que ahora ven en esta medida una oportunidad de adaptarse para seguir trabajando con seguridad”, ha detallado.

Otra de las acciones es la anulación de la tasa de ocupación de la vía pública por instalación de mesas y sillas. “Se suspendió ya en 2020 tras la declaración del estado de alarma y se ha cancelado también todo este 2021, lo que ha supuesto que cerca de 600.000 euros que el Ayuntamiento hubiera ingresado por este concepto en estos dos años, se quedarán en los bolsillos de los hosteleros y de sus familias”, ha indicado el mismo concejal.

Calles cortadas pero no en Campoamor

El corte temporal y extraordinario de calles peatonales o similares para la instalación de mesas y sillas es otra de las iniciativas impulsadas en los últimos meses “para contribuir a mitigar los efectos de la crisis sanitaria y fomentar la actividad económica y empresarial”.

Hasta el momento, esta medida se ha aplicado ya en las calles Cervantes, Sanchis Albella, Huerto de Mas y Navarra, y se está estudiando su adaptación a otras vías, previo estudio por parte de los técnicos municipales, respetando la legislación aplicable y afectando lo menos posible a los vecinos y vecinas de la zona.

Sin embargo, respecto a los hosteleros de la calle Campoamor parece que, según ha explicado Ribes, está medida que también reclaman, difícilmente será factible. Las razones alegan por un lado “la dificultad que entraña cuando hay vados” y por otra “las dimensiones del vial” vinculadas al cumplimiento de normativas.



CatalanSpanish