Museros acogerá la vuelta de las multitudinarias paellas universitarias

El Ayuntamiento se opone a que este evento que congrega a más de 20.000 jóvenes se celebre en la localidad por las consecuencias que conlleva

Las multitudinarias Paellas Universitarias vuelven tras dos años sin celebrarse a causa de la pandemia. Esta vez el lugar escogido para albergar este evento que aglutina a miles de jóvenes, como si de un festival se tratase, será la localidad del Horta Nord, Museros, concretamente en un complejo de eventos ubicado a las afueras.

Hasta ahora siempre se había celebrado en solares o espacios de dominio público, pero este año se ha escogido un recinto privado, quizás para evitar tener que pedir el permiso a las administraciones correspondientes, que podrían no querer acoger dicho evento por los problemas que se ocasionaron en ediciones pasadas y para evitar celebraciones multitudinarias cuando todavía se continúa en pandemia.

Esta es la posición que comparte la alcaldesa de Museros, Cristina Civera, quien ha manifestado a este diario que el propio Ayuntamiento rechaza y se opone a la celebración de esta fiesta en el término municipal y por ello “desde el consistorio se van a poner todos los medios necesarios para ello”. Además ha explicado que ya se ha puesto en contacto con la Conselleria correspondiente para que no se celebre.

Según explican fuentes de la organización, este es un “evento totalmente nuevo” y “actualizado a los tiempos que vivimos”, es decir, es la primera vez que esta empresa organiza el evento de Paellas Universitarias y no tiene relación directa con las ediciones anteriores de Moncada o la pedanía de La Punta en València.

“No es la primera fiesta que se lleva a cabo y en la mayoría de ellas provocan molestias al vecindario de la zona, y además no respetan la zona de la huerta, generando todo tipo de residuos en el botellón” indica Civera.

Aunque como señalan los promotores, Masía de Lacy cuenta con la licencia de actividad para albergar eventos, siempre cumpliendo con los aforos y las medidas fijadas por normativa. Por ello aseguran el “permiso necesario es el propio del espacio el evento y se realizará cumpliendo las medidas de la licencia del propio recinto privado”.

En un comunicado al que ha tenido acceso Actualitat Valenciana, se define como un evento universitario que da “inicio a la última fase del curso, una celebración de la primavera, la gastronomía valenciana y el ambiente universitario”. Además, “esta temporada volverá a los orígenes” cuando cada universidad o facultada celebraba por separado su propia fiesta de paellas.

Esta edición se dividirá en cuatro o cinco fechas, donde cada una corresponderá a una universidad. Los días escogidos serán el 1, 2, 8 y 9 de abril, “con la posibilidad de alguna fecha más”. De momento las entradas que se pusieron a la venta este martes se han agotado en apenas unas horas.

Solo se podrá acceder con autobús

El acceso al recinto será únicamente mediante autobús privado organizado por el evento, por lo que estará “terminantemente prohibido” llegar al reciento con vehículo privado.

Tampoco se podrá entrar al evento o subir al propio autobús con “bebida propia”, es decir, todo apunta a que no se podrá hacer botellón por las instalaciones ni en los exteriores, una de las principales preocupaciones del Ayuntamiento por las consecuencias que esto puede conllevar. Tal y como explica la organización “el consumo de bebidas en las zonas exteriores del recinto será motivo de expulsión y denuncia inmediata, por ello se habilitarán barras con precios populares”.

ValenciàEspañol