Neutralidad energética y de residuos, el objetivo de Onda para 2030

Las acciones diseñadas por el consistorio se basan en 4 ejes: economía y prosperidad, personas, ciudad sostenible e innovación y gobernanza

La neutralidad energética y de residuos son los objetivos marcados por el Ayuntamiento de Onda para el año 2030. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son las vías por las que pasa la actividad municipal y uno de ellos es conseguir que los edificios y las actividades públicas emitan la mínima cantidad de carbono posible.

Para ello, el plan del Consistorio pasa por cuatro ejes estratégicos: economía y prosperidad, personas, ciudad sostenible e innovación y gobernanza. Estos ejes están divididos en 19 líneas estratégicas y 84 actuaciones concretas. Todas ellas suponen un fuerte ahorro energético y económico para el Consistorio.

La neutralidad energética y de residuos implica conseguir que la actividad municipal llegue a las mínimas emisiones de CO2 posibles. Se puede conseguir mediante diversas acciones, como las basadas en la compensación de emisiones, que consisten en poner en marcha proyectos que eviten o capturen las cantidades de carbono emitidas en otros. La neutralidad energética afectará sobre todo a edificios públicos, responsables de gran parte de las emisiones por su gasto en calefacción y refrigeración.

La alcaldesa de Onda, Carmina Ballester, ha declarado que “la sostenibilidad ya no es una opción, sino la forma de actuar que deben seguir las instituciones públicas para dar ejemplo a la sociedad”. “Queremos una ciudad que mire de cara al futuro: limpia, saludable y respetuosa con su entorno”, ha señalado. La alcaldesa afirmó que “con pequeñas acciones, paso a paso, podemos llegar a la necesaria neutralidad energética que tan lejos ven algunas organizaciones”.

Las numerosas acciones concretas diseñadas por el Consistorio cubren diversos ámbitos de actuación. El primero está centrado en el transporte limpio, en el que es posible lograr una importante bajada de emisiones. Para ello, se ha diseñado un completo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y se ha ampliado el recorrido de carriles bici en el núcleo urbano, entre otras actuaciones.

En cuanto a la energía, los edificios municipales cuentan con subvenciones para ser más eficientes energéticamente. También se plantean acciones para que el turismo recibido por Onda sea sostenible, además de fomentar la economía circular con proyectos como el plan de Simbiosis Industrial diseñado por el Instituto Tecnológico de la Cerámica (ITC).

Las nuevas viviendas sociales y edificios municipales están construidos para evitar el desperdicio energético. Además, la compensación de emisiones es el objetivo de algunas acciones, como la adquisición de vehículos eléctricos para los trayectos de los trabajadores de la corporación municipal y la renaturalización de los espacios urbanos, fomentando la creación de puntos verdes.

ValenciàEspañol