La niebla convierte a València en la nueva Silent Hill

La capital del Túria ha amanecido cubierta por una densa capa de niebla que impedía la visibilidad de forma considerable generando un aspecto místico que recordaba a las peores películas de terror

Entorno a las primeras horas de la mañana, los trabajadores que se dirigían a su puesto de trabajo se han visto sorprendidos por una densa niebla que invadía la ciudad. Conforme ha ido avanzando la mañana, se ha ido despejando de forma irregular según las zonas de la ciudad.

Pese a la previsión meteorológica, que está prevista en 20 grados, los coches se han despertado empañados por las bajas temperaturas.

Desde la Dirección General de Tráfico se ha recomendado “cautela” a la hora de conducir, ya que la intensa niebla es peligrosa para la vista a la hora de circular.

Niebla en València: repartida de manera desigual

Lo más extraño del fenómeno es que la niebla no se ha dado por igual en toda València. Todo lo contrario, se ha concentrado en algunas zonas en las que la visibilidad era prácticamente nula desde la pasada madrugada, mientras que en otras, a apenas unas manzanas, estaban completamente despejadas.

Por ejemplo, en el entorno del polígono Vara de Quart, la avenida del Cid y en la zona de Tres Cruces no mostraban esta mañana señales de niebla y, sin embargo, ya en la confluencia con Tres Forques, la visibilidad era casi imposible.

Lo mismo ha sucedido en parte de l’Horta Nord, como en Almàssera, donde la niebla también ha hecho aparición a primera hora y a las 8.00 horas aún continuaba activa.

CatalanSpanish