Un niño de 4 años, víctima de la violencia vicaria, oposita hoy a Policía y da las gracias a quienes le salvaron la vida

La Policía Local de València comparte en este 25-N testimonios de casos extraordinarios con héroes anónimos y personas cuya condición de víctimas les ha hecho dar un giro a su vida siendo hoy ellos y ellas quienes ayudan a los demás

La Policía Local de València está sacando a la luz testimonios de un crudo día a día relegado a víctimas y a quienes se dedican a la labor de proteger a la ciudadanía que ha impactado de pleno en muchos sectores sociales.

Si este jueves era la asombrosa historia de resilencia, superación, lucha, valentía, triunfo y solidaridad de una mujer anónima que pasó de ser víctima a formarse como Policía y ayudar a otras personas, hoy, 25-N las mismas fuentes comparten un nuevo caso digno del mejor guión cinematográfico.

Se trata de una intervención policial que salvó la vida, hace 20 años, de dos pequeños y de su madre y de cómo uno de aquellos niños, marcado por este hecho traumático, se ha convertido en un joven que está opositando para ser Policía.

“Quiero conocer a los policías que nos salvaron la vida frente a mi padre”

Un hombre busca a los policías locales que le salvaron la vida a él y a su hermano cuando su padre intentó asesinarlos hace 20 años tras amenazar a su madre con quitarles la vida  

Eran poco más de las 5 de la tarde de un 29 de agosto del año 2002. Una mujer se echó encima de un coche patrulla en la calle Colón pidiendo auxilio. Acababa de hablar con su marido por teléfono y le había indicado que iba a matar a sus dos hijos y después se iba a suicidar. El hombre lo intentó y estuvo a punto de conseguirlo. “Nos impactó tanto aquel servicio que no hemos sido capaces de hablar de él hasta la fecha” recuerda Raquel, una de las policías locales de València que participaron en aquella detención.

“Lo que vimos cuando accedimos a la vivienda con la mujer fue dantesco, afortunadamente no recuerdo ningún otro servicio como aquel” añade esta policía. De la vivienda, salía mucho humo. El parricida había intentado prenderle fuego a la vivienda después de introducir a sus dos hijos de cuatro y ocho años en la bañera donde había intentado asesinarlos.

Aquel niño de cuatro años está opositando hoy para ser inspector de la Policía Nacional y tiene 24 años. Hace pocos días, la Policía Local de València recibió un mensaje. me gustaría agradecer a los policías que acudieron junto a mi madre a salvarme … a poder ser me gustaría agradecerles en persona la actuación que realizaron” 20 años después aquel encuentro en el que también estará presente su madre se celebrará en el mes de diciembre.

“Es emocionante, primero porque conseguimos salvarles la vida, después por ver cómo han crecido, están francamente bien a pesar de todo lo que sufrieron”. La rápida intervención de José Ramón y Jesús sus dos compañeros policías logró salvar la vida de aquellos dos menores y detener a su padre que falleció en la cárcel mientras cumplía condena por este delito.

“Hace 20 años pero lo recuerdo como si fuera hoy” señala el inspector Antonio que también participó en aquella intervención. “Aquel fue un caso claro de violencia vicaria, un intento de hacerle el mayor daño posible a una mujer asesinando a sus hijos pero hace dos décadas no teníamos la misma conciencia con esta lacra terrorista.

Aquí nos damos cuenta de todo lo que hemos avanzado y de todo lo que nos falta todavía” señala el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano que admite sentirse impactado con aquel servicio de la Policía Local de València.

“En el año 2002 no existía el grupo GAMA, hoy en día la Policía Local de València cuenta con un grupo especializado que protege a 678 mujeres en la ciudad de València. Hemos avanzado pero la realidad nos demuestra cada día que mientras haya una mujer amenazada, mientras haya una mujer que viva con miedo, unos hijos que sufran la violencia de género contra su madre, no habremos derrotado este terrorismo que se ha cobrado la vida de tantas mujeres inocentes”   

CatalàEspañol