domingo, 14 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

No se debe olvidar la denominación de la lengua

Abrir el melón de la normativa valenciana nunca viene exento de polémica, sin embargo distrae de la cuestión de la denominación de catalán al valenciano que quiere asumir Armengol.

Las declaraciones del conseller de Educación saliendo al paso por las declaraciones de su colega de Vox José Luis Aguirre utilizando las Normas del Puig parecen haber sido acogidas por los de Abascal como una victoria. Sacar a la palestra el tema de la normativa del valenciano está muy lejos de ser simplemente un tema técnico para los valenciano y conlleva una gran carga emocional.

Ciertamente cada conseller desde su aspecto personal cada uno puede utilizar la normativa que más le parezca. Sin embargo, y por eso se borró la publicación de la red social X, las publicaciones desde las cuentas oficiales de la Generalitat deben ser hechas en la normativa de la AVL, según el artículo 41 de la Academia Valenciana de la Lengua.

Este debate no sólo ha hecho que el tema de la denominación pierda su importancia crucial en estos momentos. Mientras Francina Armengol plantea la opción de usar la denominación catalán/valenciano de forma única en el Congreso y ante la UE , una concepción en las antípodas del sentir de la sociedad valenciana, se ha abierto otro debate que, lejos de carecer de importancia, distrae de la cuestión más apremiante ahora mismo.

Fue precisamente el titular de Educación quién puso sobre la mesa el hecho de la denominación de “departamento de filología catalana” en las universidades. Nadie ha reclamado en este caso la doble denominación de estos departamentos precisamente porque el tema de la lengua, no puede concebirse nunca como un aspecto meramente técnico.

Resulta una contradicción a todas luces no sólo que el sector universitario no haya dado ni las más mínima muestra de apoyo a esta doble denominación, pues el objetivo es el unitarismo de la lengua. La jugada de la AVL para esquivar la ilegalidad fue cambiar la definición para que el valenciano fuera catalán pero se llamase valenciano en la Comunitat Valenciana y catalán fuera, no hace sino poner en muestra precisamente una intención política de escurrir la lingüística a través del marco legal.

La filología valenciana existe, y lo hace en el uso social del vulgo valenciano, no a través del uso forzoso de una normativa y la implementación de términos ajenos a ella, el primer término que debe quedar claro en su uso social es la denominación: lengua valenciana.

*Santiago Calaforra es periodista y maestro de valenciano

Últimas noticias

Contenido relacionado