Las nuevas directrices del sector del Grau culminan la Alameda en un gran delta verde

Sandra Gómez asegura que el desarrollo del Grau favorecerá la construcción de vivienda pública y la instalación de empresas de alto valor añadido

La Concejalía de Desarrollo y Renovación Urbana ha iniciado el procedimiento para modificar el planeamiento del sector del Grau y establecer los nuevos criterios urbanísticos para su desarrollo.

De esta manera, las nuevas directrices recogen, entre otras cuestiones, “la eliminación del circuito de Fórmula 1, la supresión de edificaciones en la prolongación de la Alameda o el incremento del peso terciario para favorecer la implantación de empresas y actividades de alto valor añadido que generen sinergias con el ecosistema innovador de la Marina”.

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha explicado que estos cambios suponen un paso hacia delante muy importante para desatascar una de las zonas más importantes de la ciudad.

De ser un barrio lastrado y marcado por el Partido Popular con el circuito de la F1 va a convertirse en un barrio referente en la renaturalización”. “Ya hemos renunciado a la antigua huella y vamos a dar continuidad al río Túria con el objetivo de que la Alameda culmine en un gran delta verde, ha enfatizado.

Según ha explicado, este documento hace hincapié en “la necesidad de modificar el planeamiento actual del sector para adaptarlo a los objetivos de la Agenda Urbana 2030 sobre el desarrollo de ciudades más inclusivas, resilientes y sostenibles así como la implantación del nuevo urbanismo postcovid que dé respuesta a las nuevas necesidades públicas y privadas que ha puesto de manifiesto la crisis sanitaria”.

Para ello, ha precisado que se propone resolver la ubicación de la subestación eléctrica así como los problemas hidráulicos existentes en la zona mediante la reconsideración de los canales del Delta y la búsqueda de un nuevo emplazamiento más adecuado para el depósito de tormentas.

Igualmente, ha destacado que contempla “reubicar las edificaciones previstas en la prolongación de la Alameda para permitir la creación de un verdadero delta verde junto al antiguo cauce del río Turia”. Así, este nuevo espacio libre se define como “red primaria estructural peatonal, que podría convertirse en un circuito biosaludable”.

Entre las directrices se incide también en que las tipologías edificatorias eliminen las superficies de espacios libres de uso privado y, en su lugar, introduzcan espacios terciarios que permitan la implantación del comercio de proximidad en planta baja”, ha apuntado.

Igualmente, ha remarcado que se fomenta la mezcla de usos para que las empresas “se puedan instalar en las plantas superiores”.

Alto valor añadido

En este sentido, la vicealcaldesa ha explicado que se “aumenta el peso de los usos terciarios en la edificabilidad prevista para favorecer la implantación de empresas y actividades de alto valor añadido que permitan establecer sinergias con el ecosistema de la Marina, creando empleo cualificado que ayude a la ciudad a retener y atraer talento”.

Otro de los cambios que plantea la modificación de planeamiento es establecer reservas de suelo dotacional público que permitan la construcción adicional de equipamientos dotacionales residenciales con el objetivo de incrementar la oferta de viviendas de protección pública en régimen de alquiler para determinados colectivos más allá de la estricta reserva prevista por el planeamiento actual”, ha expuesto Sandra Gómez.

Finalmente, ha indicado que se mantienen el resto de previsiones relativas a la edificabilidad y aprovechamiento así como las cargas adicionales previstas en el planeamiento actual que sean compatibles con las nuevas directrices.

La moción que se llevará a la Comisión de Urbanismo del próximo lunes, además, insiste en el mantenimiento de la gestión directa del sector por parte de la empresa municipal AUMSA al considerarla la forma más adecuada.

Así, se encarga a AUMSA que redacte una nueva alternativa técnica que contemple un documento de planeamiento adaptado a las nuevas directrices y consideraciones y un proyecto de urbanización modificado y adaptado a las nuevas necesidades.

CatalàEspañol