Licitan las obras de la Ronda Oeste de Carlet que vertebrará el municipio de norte a sur

Rebeca Torró se ha reunido con la alcaldesa de Carlet para abordar “el nuevo bulevar que tendrá una superficie para peatones y ciclistas de 15.000 metros cuadrados”.

La consellera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Rebeca Torró, ha informado a la alcaldesa de Carlet, Dolores Navarro, que las obras de la Ronda Oeste de la localidad están en licitación.

“Se trata” -ha indicado Torró- “de una inversión de la Generalitat de más de 7,4 millones de euros que evitará el elevado paso de vehículos que soporta actualmente y mejorará la seguridad vial y la calidad ambiental”.

En la reunión que Torró y Navarro han mantenido y a la que ha asistido la directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible, Roser Obrer, se ha analizado el proyecto de la Ronda Oeste, cuyas obras comenzarán después del verano, con un plazo de ejecución de 30 meses, de los que 12 serán para desarrollar las labores de mantenimiento y arraigo de las plantaciones. También está previsto el acondicionamiento del entorno de la estación de tren de Benimodo para facilitar el acceso.

Según ha explicado la consellera, la CV-50 atraviesa Carlet por unos viales muy estrechos que soportan un tráfico muy elevado, del orden de 8.800 vehículos al día, y “desde la Generalitat vamos a transformar en una nueva ronda exterior al municipio, la Ronda Oeste, y que será más segura para la circulación y que vertebrará Carlet de norte a sur, con la integración en la trama viaria urbana de la calle que tiene actualmente funciones de travesía”.

Además, la consellera ha destacado que el nuevo bulevar “contará con una superficie de uso peatonal y ciclista cercana a los 15.000 metros cuadrados, en la que se plantan 853 árboles y cerca de 10.000 unidades de especies arbustivas”.

Así, Rebeca Torró ha señalado que el diseño de la ronda “está pensado para disuadir a circular a velocidad alta gracias a la disposición de glorietas que rompen la continuidad del vial, así como al abundante arbolado previsto en los márgenes de la calzada para la circulación motorizada que provocan un efecto óptico de estrechamiento de la vía”.

El punto inicial de las obras se encuentra en la glorieta existente en la carretera CV-50, al norte del casco urbano, desde donde arranca la Ronda, que discurre siempre junto al borde oeste de la población. El punto final se sitúa al suroeste del casco urbano, en una glorieta de la Ronda que se construyó en una actuación anterior. Ambas serán ligeramente remodeladas para adecuarlas a la nueva disposición de los viales.

A lo largo del trazado, se han proyectado tres nuevas glorietas intermedias, que resuelven la conexión de la Ronda con el viario municipal, concretamente con los caminos de Sant Bernat, Depòsits y Cementerio.

En el tramo central, entre el Camí dels Depósits y el Camí del Cementeri, la Ronda proyectada dispondrá de doble calzada, con dos carriles por sentido, para facilitar los movimientos que se producen en este ámbito. Complementan las obras, por el borde exterior, una banda ajardinada y, por el borde interior, un paseo con un carril bici, un andén peatonal y sendas bandas ajardinadas que se dotarán de mobiliario urbano.

El proyecto incluye una serie de obras complementarias para mejorar la conexión o la reordenación de los viales adyacentes a la nueva Ronda, para integrar medioambientalmente el nuevo vial y para mejorar la protección del casco urbano frente a inundaciones.

En cuanto al acondicionamiento del entorno de la estación de tren de Benimodo, se habilitarán una zona de recogida de usuarios, otra zona de aparcamiento de vehículos, parada de autobuses y la construcción de aceras y carriles bici para completar los itinerarios peatonales y ciclistas del entorno.

CatalàEspañol