La Oficina de Denuncias de Violencia de Género de València ha atendido a 1.084 mujeres en dos años

La consellera prevé contar con dos oficinas especializadas más, una en Alicante y otra en Castellón

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha destacado la “esperanzadora tarea” que, ha llevado a cabo la Oficina de Denuncias de Violencia de Género de la Ciudad de la Justicia de València “al atender y proteger a 1.084 mujeres” desde su apertura hace dos años. 

“Este proyecto pionero y único en España” ha explicado la consellera y ha anunciado “ha tenido unos resultados tan prometedores que que este mismo año queremos contar con dos oficinas especializadas más: una en Alicante y otra en Castellón, con las mismas prestaciones que la de València”. 

El centro, que abrió sus puertas el 15 de abril de 2019, ha atendido desde entonces a 1.084 mujeres, lo que implica una media de dos al día, “y eso incluso en los momentos más duros del confinamiento”, ha puntualizado. 

Gabriela Bravo ha subrayado que, en la oficina, “las mujeres víctimas interponen una denuncia cada 48 horas contra sus presuntos maltratadores y esto es importante porque, en la Comunitat Valenciana, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, las víctimas del terrorismo machista tardan, de media, siete años y cuatro meses en verbalizar su situación”.

“Con esta oficina hemos conseguido que más de medio millar de mujeres den el paso porque se sienten acompañadas y protegidas en todo momento por profesionales especializados y comprometidos con su situación” ha explicado Bravo. 

Además, la dotación policial del centro ha practicado un total de 167 detenciones, es decir, tres a la semana, mientras que ha llevado a cabo acciones de protección especial a 278 mujeres que estaban en riesgo medio, alto o extremo de sufrir una agresión según la calificación del sistema Viogen. 

Por otra parte, en estos dos años, la Oficina ha trabajado en la mejora de los atestados policiales con el fin de lograr una mejor instrucción judicial de los mismos. 

Para ello, se ha reducido su tamaño, se han ordenado las diligencias y añadido otras que no se realizaban, se ha simplificado la información de derechos y se ha mejorado la toma de declaraciones para potenciar la prueba de lo denunciado y demostrar la habitualidad del supuesto maltrato físico o psicológico. 

En este sentido, Gabriela Bravo ha reconocido “el trabajo de coordinación de la Oficina con la Fiscalía, así como con los 38 juzgados de Violencia de Género de la Comunitat Valenciana que tramitaron en 2020 casi 22.000 denuncias y dictaron 2.621 sentencias condenatorias”. 

Estos números, según la consellera “nos recuerdan la magnitud del problema y justifican los esfuerzos en inversiones, trabajo y compromiso que el Consell del Botànic está llevando a cabo para luchar contra el terrorismo machista”, ha concluido Gabriela Bravo.

CatalanSpanish