Oltra cuestiona la ordenanza abolicionista de Bravo y pide una norma que escuche a las ‘víctimas’

La vicepresidenta asegura que para abolir la prostitución hace falta algo más que sanciones y multas

El debate sobre la prostitución vuelve a dividir a los partidos que conforman el Botànic. Y es que la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha cuestionado este viernes la estrategia abolicionista de la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, que contempla una ordenanza municipal para multar a los puteros y una normativa que modifique la actual la Ley de Espectáculos para sancionar y cerrar a los prostíbulos.

“Confrontar regulación con abolición cuando la abolición también es un marco regulatorio me parece una profunda estulticia porque si lo mezclamos todo no sabemos de que estamos hablando” ha señalado Oltra, que también ha asegurado que “la brocha gorda no es muy útil en política a no ser que sea para pintar paredes monocolores. Tampoco en debates nominalistas”. En este sentido ha ejemplificado que es muy “fácil” abolir la pena de muerte porque depende de una decisión de un Estado que deja de aplicar una determinada pena, pero que hay “fenómenos complejos” que no dependen de “ponerlo en un papel como queda abolida la pobreza“.

Sobre la modificación de la Ley de Espectáculos para incluir multas a los prostíbulos, Oltra ha indicado que el anteproyecto de ley está “en fase de alegaciones” y que “se debe estudiar para hacer las aportaciones necesarias”, además que para abolir la prostitución “hace falta falta algo más que medidas punitivas“, es decir, multas o sanciones.

La titular de Igualdad también ha abogado en tomar decisiones escuchando siempre a las personas afectadas para que no se tomen “decisiones despóticas” y ha puesto como ejemplo el Sindicato de Trabajadoras Sexuales que representa a mujeres que ejercen la prostitución. “Una de las señas de identidad del Botànic es hablar y escuchar siempre aquellas personas que tienen algo que decir porque son las primeras afectadas”.

Perseguir a las mafias y el proxenetismo

Se ha de procurar que una norma no perjudique a la parte más vulnerable como las personas que ejercen la prostitución o que son víctimas de explotación sexual o de trata con fines de explotación sexual”. Por ello ha indicado que hacen faltas políticas coordinadas entre administraciones tanto nacionales, autonómicas como locales y “perseguir las mafias, el proxenetismo y promover las políticas de igualdad como el fomento de la libertad sexual o el empoderamiento de las chicas en el deseo propio”.

Del mismo modo, la vicepresidenta ha puesto en valor las medidas que se han puesto desde el gobierno valenciano y la postura que asegura “no es declarativa”, si no que se ha materializado en leyes, programas y recursos. Concretamente ha detallado que desde el departamento que dirige se ha puesto en marcha el programa ALBA, que ofrece atención itinerante para que las mujeres víctimas de la explotación sexual puedan salir de ella o “reducir los riesgos”, o la Renta Valenciana de Inclusión que contempla el salario mínimo interprofesional para personas en contexto de prostitución o explotación sexual.

“Es importante que ese trabajo social que se está haciendo de ofrecer alternativas que sean validas, y de no esperar que vengan si no ir a buscarlos, no se dificulte porque cuando más clandestina es una actividad más dificultad vamos a tener para llegar a estas mujeres” ha manifestado Oltra.

ValenciàEspañol