Oltra defiende la Comunitat como lugar de acogida porque “la sociedad valenciana sabe lo que significa abandonar tu casa”

La vicepresidenta ha participado en el encuentro que han con las 5 familias integrantes del Agermanament Comunitari Valencià

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha destacado que si la Comunitat Valenciana es “tierra de acogida” es porque su ciudadanía “sabe lo que significa el dolor y el desgarro de abandonar tu casa, tu barrio, tu ciudad, hacia tierras desconocidas, con otras lenguas, otras culturas, otras religiones y otros modos de vida”.

Oltra ha participado en el encuentro que, con motivo del Día Internacional de las Personas Refugiadas, se ha celebrado para las familias participantes en el Programa Agermanament Comunitari Valencià, que está impulsado desde la Conselleria junto con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y con el patrocinio de ACNUR.

El programa, que nace con el objetivo de implicar en el proceso de inclusión de las personas refugiadas al entorno social del lugar donde viven, también cuenta con la participación del Servicio Jesuitas a Migrantes España, y de Cáritas Diocesana Segorbe-Castelló, Orihuela-Alicante y València, que son las entidades encargadas de implementar la iniciativa en la Comunitat Valenciana.

Este programa se puso en marcha en octubre de 2020, con el objetivo de que la ciudadanía participara de forma directa en todo el proceso de acogida e integración de las personas refugiadas creando grupos de apoyo que ofrecen soporte social, material y financiero a las personas recién llegadas durante su proceso de integración en sus nuevas comunidades.

De esta forma, ha explicado Oltra, “se implica a la comunidad local en todo el proceso de acompañamiento para la inclusión. Se trata de acompañar a las familias hasta que pueden construir su proyecto de vida independiente, que es en definitiva a lo que aspiramos todos los seres humanos”.

En este sentido, ha incidido en que la Comunitat Valenciana “es tierra de acogida, de gente hospitalaria, abierta y solidaria” y ha añadido que “si es así es debido a que los valencianos y las valencianas, que ahora acogen a personas de otros países, también han sido emigrantes en otros momentos de la historia”.

“Precisamente porque en nuestra historia hemos vivido la emigración, el exilio, los desplazamientos, conocemos y valoramos la importancia de la hospitalidad, de la amistad, de la solidaridad”, ha manifestado.

El Agermanament Comunitari “tiene que ver con la sensibilización social respeto de las situaciones de las personas desplazadas forzosamente, de la migración provocada por múltiples causas, tiene que ver con las aspiraciones que tenemos cualquier ser humano en el mundo”, ha concluido.

Programa con cinco familias

La implantación de este programa en la Comunitat Valenciana se está desarrollando en los municipios de València, Alaquàs, Almassora, Calp y Cocentaina, y en él participan un total de 23 personas de distintas edades repartidas en cinco familias de origen sirio y procedentes de los campos de refugiados que hay en el Líbano.

En estos municipios, y a través de las entidades que gestionan el programa, se han creado grupos locales con personas voluntarias, que se están encargando de mantener una relación directa con estas familias y acompañándolas en todo el proceso de inclusión que puede ir desde el aprendizaje del idioma hasta ayuda para encontrar un trabajo.

El proyecto también incluye la provisión de una vivienda y el diseño de un itinerario de formación para sus integrantes, de acuerdo con su experiencia y formación previa, además de contar con apoyo psicológico, en aquellos casos en que sea necesario, y medidas que faciliten el acceso al empleo.

En este aspecto, Oltra ha destacado que las entidades que están desarrollando el programa en la Comunitat Valenciana cuentan con “una amplia y probada experiencia en el terreno de la solidaridad y la justicia social, incluyendo a las personas refugiadas entre las destinatarias de su acción”.

El Agermanament Comunitari Valencià, además de buscar que la ciudadanía de la Comunitat Valenciana se implique en todo el proceso de acogida, también pretende que las personas refugiadas se consideren “actores protagonistas de su adaptación a la realidad local”, ha manifestado.

Una jornada de encuentro

La jornada que se ha celebrado con motivo del Día Internacional de las Personas refugiadas ha sido una oportunidad para que las familias del Agermanament Comunitari puedan compartir experiencias, con la realización de actividades para los niños y niñas, así como para las personas adultas, que realizarán lecturas en árabe, valenciano y castellano.

Asimismo, se compartirá comida típica siria y valenciana y habrá espacio para que se pueda escuchar música representativa de ambas culturas.

CatalanSpanish