Oltra sostiene que no dimitirá y ‘menos tras leer el informe de la Fiscalía’

La vicepresidenta ha criticado a la fiscal por basarse en 'elucubraciones y conjeturas' y ha defendido que ni ella ni las trece personas acusadas han hecho 'nada ilícito y deshonesto'

La vicepresidenta y portavoz de la Generalitat, Mónica Oltra, ha asegurado este viernes en la rueda de prensa posterior al Ple del Consell, que no dimitirá y “menos tras leer el informe de la Fiscalía”. Así se ha pronunciado Oltra al ser preguntada por si piensa dimitir tras el escrito remitido por la fiscal superior de la Comunitat Valenciana, Teresa Gisbert, al Tribunal Superior de Justicia en el que respaldaba la imputación de la vicepresidenta por el supuesto encubrimiento de los abusos de su exmarido a una menor tutelada.

Según recoge el escrito la fiscal considera que la consellera de Igualdad conoció el caso antes de que se judicializará y dictó una orden para “restarle credibilidad” a la menor tutela y “poder ocultar dichos hechos” para “eludir las posibles responsabilidades políticas y/o penales”. Además, asegura que estas actuaciones podrían ser constitutivos de prevaricación, abandono de menores, y omisión del deber de perseguir delitos.

En este sentido, la también consellera de Igualdad ha admitido que el escrito que se sorprendió al leer el escrito de la Fiscalía, aunque señalan que “si para la Fiscalía la verdad de 13 personas es imposible e inverosímil, este país tiene un problema“. “Cuando la verdad se convierte en increíble, este país tiene un problema, y no tiene un problema solo con la extrema derecha, tiene un problema de defensa democrática porque si para la Fiscalía es imposible que 13 personas actuaran en libertad, en función de su profesionalidad y con independencia, efectivamente tenemos un problema” ha manifestado Oltra en relación al documento de este órgano.  

Del mismo modo, Oltra ha leído un extracto del informe en el que la fiscalía explica queEs imposible que funcionarios de tanta diversa naturaleza y categoría desde técnicos de menores, a psicológicos, jefes de servicio y directores de centros mantuvieran unánimemente la misma versión de los hechos, lo que constituye un fuerte indicio del sentido de dicha orden verbal que evidencia su carácter de arbitraria e injusta y carente de toda justificación y apoyo en derecho“.

Por ello, ha señalado con un tono molesto que “trece personas, cada una de su padre y su madre, no han mentido al juez para protegerme a mi”. “No sé yo que vota y piensa esta gente, si les caigo bien o mal, o si comparten el proyecto del Botànic. Yo todo eso no lo sé, y me da igual. Lo que si que sé es que son personas que llevan más de 20 años al servicio de la Administración y se les está cuestionado su profesionalidad” ha indicado Oltra.

Al ser preguntada por “la línea roja” que provocaría la asunción de responsabilidades políticas como la dimisión, la vicepresidenta ha asegurado que “la línea roja la puse en el hecho de que no se ha hecho nada ilícito y ningún acto deshonesto desde la Conselleria. Esa es la línea roja. La verdad, la realidad es la línea roja y ninguna de estas trece personas ni yo hemos hecho nada ilícito y nada deshonesto”.

“Ninguna de estas trece personas ni yo hemos hecho nada de nada. Las acusaciones se han de sostener sobre la realidad, sobre hechos, evidencias y pruebas, no solo sobre conjeturas, elucubraciones y deliberaciones que se ven arrastradas por una sentencia en la que no fuimos ni arte ni parte y se ha dado como verdad absoluta. Es inaudito” ha manifestado la vicepresidenta.

ValenciàEspañol