Alumnos de Onda cultivan productos agrícolas ecológicos para destinarlos a personas vulnerables

Ballester: “Con esta iniciativa los ondenses aprenden nuestra cultura agrícola y, a la vez, ayudan a quienes más nos necesitan”

El alumnado, la directora y el profesorado del Proyecto Et Formem Onda II han mostrado a la alcaldesa de Onda, Carmina Ballester, y a miembros de su equipo, el trabajo realizado en el huerto ecológico ubicado en el Centro de Formación para el Empleo (Monteblanco). 

Durante estos días, se ha obtenido una gran cosecha, la cual ha sido destinada principalmente a la Parroquia de San Bartolomé, ubicada en el propio barrio del Monteblanco. No obstante, esta no es la primera cosecha obtenida, ya que, desde que dio comienzo el taller se han obtenido diversas de varios alimentos y que son destinadas para los colectivos más vulnerables del municipio.

Et Formem es un programa de formación y aprendizaje financiado por el Ayuntamiento de Onda, la Generalitat Valenciana, Labora y el Fondo Social Europeo. En la actualidad, se está realizando una segunda etapa del taller, la cual es la continuación de la primera edición que tuvo una duración de 6 meses, y junto a la presente, se alcanzaránn los 12 meses. 

Diez ondenses realizan tareas diversas relacionadas con la formación en competencias clave y en el área de agricultura ecológica. Dentro de las funciones del programa, el alumnado aprende a preparar el terreno, plantar y sembrar cultivos agrícolas, realizar actividades de riego y abonado, aplicar tratamientos ecológicos, recolectar, almacenar y envasar los productos.

“Esta iniciativa cumple un doble objetivo, ya que los ondenses aprenden nuestra cultura agrícola y, a la vez, ayudan a quienes más nos necesitan”, ha apuntado la alcaldesa, Carmina Ballester.

Más recolectas

Por el momento, desde Et Formem continúan cuidando el huerto y recolectando más cosechas. El alumnado prevé obtener una futura recolecta en los próximos meses, para la cual pretenden repartirla entre el resto de parroquias de Onda, aportando productos de temporada. 

Asimismo, tantno para la formación teórica como para la práctica, disponen de una docente especializada en el área y una directora cuyas tareas son la justificación de la subvención y la supervisión del buen funcionamiento del taller. Tras finalizar los primeros 6 meses, el alumnado obtuvo el Certificado de Profesionalidad en Actividades Auxiliares en Agricultura. En el mes de septiembre, cuando finalicen la formación, recibirán el Certificado de Profesionalidad en Agricultura Ecológica de Nivel 2. 

CatalanSpanish