Tras décadas de reivindicaciones, por fin los vecinos de Onda podrán circular con seguridad y disfrutar de una de las principales vías de la ciudad, como es el camino de Capamantos que hoy inicia su transformación como Paseo verde del río Sonella.

Se trata de una carretera de doble sentido con aceras estrechas de incluso 50 centímetros, con una farola en medio y sin barandilla de seguridad que imposibilita la correcta circulación de peatones con movilidad reducida o carros de bebé, viéndose obligados a bajar a la calzada con el consiguiente peligro que supone.

La alcaldesa de Onda, Carmina Ballester, ha sido la encargada de explicar el proyecto, junto a técnicos del Ayuntamiento y de la empresa constructora, y ha destacado que “hoy ponemos la primera piedra para solucionar una deuda histórica con los vecinos y un peligro para todos que suponía este despropósito urbanístico. Con el nuevo paseo Onda ganará en seguridad, belleza, sostenibilidad y calidad de vida”.

14,5 metros de calzada

Con esta actuación, que cuenta con una inversión total cercana al millón de euros y está cofinanciada al 50 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el nuevo paseo se ampliará cinco metros hasta llegar a los 14,5 metros totales de calzada, e incluirá un carril por sentido para los vehículos, dos aceras de 2,5 metros cada una, un carril bici de 2,5 metros, una barandilla de seguridad, luminaria led que permitirá ahorrar costes económicos y energéticos, soterramiento de la línea eléctrica, desplazamiento del canal de riego y otras acciones que se desarrollarán a lo largo de los 550 metros lineales que comprende el proyecto, desde la intersección de la glorieta con las calles San Vicente y Escultor Foliá hasta el cruce con la prolongación de la calle Echegaray-Tosalet.

Además, las aceras se pavimentarán con material cerámico ondense y se prevé una zona de descanso en el tramo final de conexión al río. El plazo de ejecución previsto por la empresa adjudicataria, Durantia, es de siete meses.

Aunque de momento los trabajos no afectan al tráfico, el Ayuntamiento informará con antelación a los vecinos de los posibles cortes y molestias que pueda ocasionar esta actuación tan esperada.