Ontinyent, descubre este paraíso interior todo el año

La localidad valenciana de Ontinyent, situada al sur de la provincia de Valencia, guarda varias joyas en su interior como parajes naturales o monumentos históricos que crean un paisaje inigualable. Por eso te descubrimos sus lugares más emblemáticos y sus tradiciones para que puedas disfrutar de cada uno de sus rincones durante todo el año.

1. Pou Clar

Es uno de los mayores encantos con los que cuenta la localidad. Este precioso rincón de Ontinyent es una de las piscinas naturales más espectaculares que se pueden encontrar en todo el territorio valenciano. El río Clariano nace en este lugar y sus primeros metros forman una serie de pozos excavados por el agua que dejan un paisaje singular y unas aguas cristalinas.

Cada uno de los pozos que forma el río recibe un nombre, de arriba a bajo se llaman“Pou dels Esclaus”, ”Pou Clar”, “Pou Gelat”, “Pou de la Reixa”, “Pou Fosc” y “Pou dels Cavalls”. Durante los meses de julio y agosto es necesario hacer reserva previa por alta demanda de visitantes.

Pou Clar – Google Maps

2. Centro Histórico y monumentos

El núcleo histórico de Ontinyent es una de las partes más ocultas y atractivas de la localidad. Cargada de historia, sus calles y monumentos esconden un misterio que la convierten en un aliciente para desvelar los secretos.

En la plaza Mayor podemos encontrar la Casa del Consell o Antiguo Ayuntamiento con origen en la primera mitad del siglo XVI por delante de las fortificaciones medievales, en el que en la parte poniente se encuentra el antiguo Almudín, o Palacio de los Condes de Torrefiel, edificio de los siglos XV-XVIII se encuentra situado frente al antiguo Almudín.

También cuenta con el Palau de la Vila, recinto medieval construido en el extremo noroeste sobre el río Clariano. Fue un antiguo alcázar andalusí que al ser conquistado por el rey Jaume I en 1245 fue convertido en residencia real y posteriormente palacio nobiliario.

Otra de las joyas que no se puede uno perder cuando visita la localidad es la Iglesia arciprestal de Santa María. Una construcción de los siglos XIV-XV que destaca por su capilla de la Purísima; sus dos magníficas bóvedas, una de ellas recuerda a la de la lonja de Mercaders de Valencia y una portada renacentista de 1535, una de las más bonitas y remarcables del primer renacimiento valenciano. También tiene un referente simbólico para el municipio como es el campanario de Santa María, una construcción que se inició 1689 y que se dilató durante más de veinte años.

Centro Ontinyent | Portal de turismo Ontinyent – Luis Botella

3. Ermita de San Esteve

Es uno de los parajes más destacados del municipio y que alberga un mirador sobre el valle de esta parte de la comarca. Desde este lugar se contempla todo el poniente de la comarca de la Vall d’Albaida y las localidades de Villena y Caudete. Gracias a esta orientación privilegiada se puede disfrutar de los colores que ofrecen los atardeceres y los amaneceres. El paraje es presidido por la ermita de San Esteve construida en el siglo XVII y restaurada en el año 1991.

Ermita de San Esteve – Portal Vall d’Albaida

4. La Fuente de Gamellones

La zona cuenta con una fuente que lleva una agua especial y es perfecta para acampar junto a familiares y amigos y disfrutar de una buena mañana. Este paraje de la Ombria, aunque es de difícil acceso, cuenta con mesas y paelleros para disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad que se respira en la naturaleza. Además es un lugar perfecto para descansar después de realizar las rutas de senderismo que pasan por este paisaje.

Font de Gamellons – Portal Vall d’Albaida

5. Fuset

El paraje Fuset era una finca agrícola que se ha convertido en una zona recreativa y un punto de inicio y fin de senderos que permiten vislumbrar los diferentes paisajes y vegetaciones de la zona. Para conseguir las llaves de los servicios tenéis que contactar con el Ayuntamiento.

Los senderos ofrecen cuatro itinerarios diferentes:

  • Didáctico: dispone de paneles explicativos para comprender los diferentes elementos etnográficos y naturales de la zona. Se podrán encontrar hornos de cal, un acueducto del siglo XVIII, la fuente del Nano y los restos de un tejo centenario. Distancia de 7 kilómetros.
  • Panorámico: de 3km de distancia, lleva hasta el alto de la cruz donde se podrá disfrutar de una perspectiva desde la zona occidental de la Vall de Albaida.
  • Espeológico: un recorrido de menos de 4km en las que se encuentran dos cimas pequeñas y la cima Gran, una cavidad de 42 metros de profundidad para la que necesitaremos equipos espeológicos para adentrarse
  • Senderista: el recorrido más largo con 12 kilómetros de longitud y que acerca a los elementos naturales y etnográficos más valiosos de la zona: horno de cal, fuente del Nano, acueducto de la Arcada, fuente de Gamellons y sima dels Caragol.
Fuente del Nano – Portal Turismo Ontinyent

6. Puente Viejo

El Puente Viejo es otro de los lugares emblemáticos que guarda la ciudad. Esta obra de los maestros de obra y picapiedras Pere Ribera y Joan Montanyes, fue construida entre 1500 y 1501 y tiene todo los bloques de piedra picada, aunque la barandilla fue construida según indican con restos de varios portales murales derribados a finales del siglo XVIII. Consta también de dos arcos de medio punto sustentados sobre tres contrafuertes, el central tiene un pie de bloques en forma de quilla.

Pou Vell Ontinyent – Portal de turismo Ontinyent – Vicente Muñoz

Fiestas y celebraciones

Moros y Cristianos

Destaca también por sus tradiciones y su espectacular fiesta de Moros y Cristianos, considerada Interés Turístico Nacional. Esta multitudinaria festividad se realiza en honor al Santísimo Cristo de la Agonía y se celebran el fin de semana correspondiente al cuarto domingo de agosto.

La tradición contempla que las primeras comparsas ostentan la Capitanía anual de todo el respectivo bando, y las que hacen siete son las que nombran a los embajadores y abanderados, que son renovados cada año. Para intercalar comparsas, la primera pasa a ser la última al año siguiente.

Inician las fiestas el domingo anterior con el Desayuno de la Lágrima y el Pregón de Fiestas-Presentación de Cargos, al que siguen la entrada de Bandas de Música, los Alardos, la Entrada Infantil, la Entrada Cristiana y la Entrada Mora, así como la primera Diana, el acto del Contrabando, la Bajada del Cristo y Noche del Río. La celebración termina con la Diana de Gala, la Misa Mayor, el homenaje a los ancianos del Hospital de Beneficencia y la procesión, los disparos de arcabucería y las Embajadas.

La Feria de Ontinyent

Durante el tercer lunes de noviembre se celebra la Feria de Ontinyent, uno de los fines de semana más esperados por los vecinos y vecinas de la localidad. Este mercado que cuenta paradas de mil productos y decenas de atracciones mecánicas, nació en 1418 para sostener la economía local. La celebración está ligada la tradicional la Coca de Fira, cocinada sobre pasta seca con tocino, longanizas, butifarras de cebolla y las setas llamadas “pebrassos”.

CatalanSpanish