Me vacuné con AstraZeneca y volveré a hacerlo

La opinión de Moisés Muñoz, un vacunado

Pertenezco a uno de los colectivos del Grupo 6A de la Estrategia de Vacunación Frente al COVID19 en España, y como tal, he tenido la suerte de poder ser vacunado. También es cierto que, por mi profesión, tengo mas riesgo de contagio que otros colectivos, o esa es la justificación que se da en la “Estrategia de Vacunación”.

Hasta ahora, solo existen, en España y la Unión Europea, 3 tipos de vacunas aprobadas por los organismos oficiales, que comenzaron a administrarse a finales del mes de Diciembre de 2020.

La euforia y optimismo que nuestros gobernantes han querido trasladarnos desde el principio de la vacunación, han ido dándose al traste poco a poco, primero con la disminución del numero de vacunas prometidas por las empresas y más tarde con las dudas que generaba la vacuna de AstraZeneca para las personas mayores de 55 años.

Junto a los temores sobre su administración, surgieron, además, los efectos secundarios que provocaba en un importante porcentaje de las personas inoculadas, que sin llegar a ser graves, duraban 1 o 2 días y resultaban inhabilitantes para trabajar.

La vacuna contra el COVID puede generar cierto recelo por la velocidad en que ha sido descubierta, si además le sumas dudas sobre la efectividad y posibles efectos adversos, la reticencia por vacunarse o hacerlo con una vacuna concreta, aumenta entre las personas.

Desde principios de Febrero los medios de comunicación informaron de que AstraZeneca seria la vacuna elegida para el personal de los servicios de emergencia, seguridad y docentes. Hubo un aluvión de noticias, la mayoría negativas acerca de esta vacuna, efectos secundarios, baja efectividad frente a nuevas variantes

En la Comunidad Valenciana, todo el colectivo de Emergencias y Seguridad nos vacunamos entre el 1 y el 6 de Marzo. La comunicación oficial de las fechas y el tipo de vacuna fue, tan solo 2 días antes de su inicio. La inmensa mayoría del colectivo fuimos a vacunarnos. Algunos sufrieron efectos, entre leves y moderados, que les inhabilitaron para trabajar. La concentración del periodo de vacunación en una semana, en el caso de la policía, hizo que, al menos, la mitad del colectivo fuera a vacunarse estando trabajando o teniéndolo que hacer al día siguiente, lo que provocó, en algunos casos, problemas para cubrir ciertos servicios, debido a las bajas. Esto se hubiera paliado, en gran parte, ampliando el periodo de vacunación de 1 a 2 semanas.

A principios de Marzo se informó que en una semana se iba a vacunar a todo el personal docente de la comunidad y que lo haría fuera del horario de docencia para que no afectara a las clases. El mismo día de su inicio se suspendió, pero es más que probable que lo que ocurrió en la policía hubiera ocurrido en el personal docente, debido a los efectos secundarios habría un porcentaje de personal que al día siguiente de la inoculación no podría ir a trabajar.

El 16 de Marzo el Ministerio de Sanidad emitió una nota oficial acerca de la suspensión de la vacunación, los motivos y una serie de recomendaciones. El día 18, dos días más tarde, se reanuda la vacunación. Y en la Comunitat Valenciana, será este miércoles.

Es posible que toda esta sucesión de hechos negativos respecto de esta vacuna, desaconsejada para mayores de 55 años, efectos secundarios, aparición de trombos en personas inoculadas, etc…sea parte de una campaña para desprestigiarla, o puede que no.

Lo cierto es que hay prisa por vacunar a la gente y la gente tenemos prisa por vacunarnos. Existe un volumen de información negativa y poca neutralización oficial, lo que genera incertidumbre entre los colectivos. Es cierto que coordinar este volumen de vacunas no debe ser fácil, se producen errores y en ocasiones, lo planificado no se corresponde con la realidad. Pero también es cierto que llevamos 1 año de pandemia y los desaciertos y deslices iniciales se vienen sucediendo, parce que no hemos aprendido suficiente.

A finales de Mayo nos administrarán la segunda dosis, espero que para entonces haya más claridad y podamos ir a vacunarnos un poco más tranquilos.

CatalanSpanish