Querido ‘ciudadano irresponsable’:

La opinión del Dr. José Manuel Peris, portavoz del Foro de Médicos de Atención Primaria de la CV y vocal de Medicina Primaria del Colegio Oficial de Médicos de Alicante

Si no me conoces me presento: soy tu médico de familia.

No sé si eres consciente de las consecuencias dramáticas de esta pandemia que sigue entre nosotros.

No sé si has llegado a entender qué ha sentido un paciente que se confinó en una habitación porque mostraba síntomas leves hasta que sintió que le costaba respirar y tuvo que llamarnos. Absolutamente solo y sin poder contar con el apoyo familiar, ingresó en el hospital y fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos. La incertidumbre extrema, el miedo y el dolor por no poder ver a sus seres queridos han sido la norma.

No sé si estás al tanto de cómo lo hemos pasado el personal sanitario, trabajando hasta la extenuación, esforzándonos al máximo, con un desgaste emocional y una mella psicológica que tardaremos mucho tiempo en superarla. Si lo logramos.

No sé si has visto la gravedad y el dolor que hemos vivido, la desesperanza, el abatimiento que nos ha producido ver morir a nuestros pacientes, e incluso a nuestros compañeros.

No sé si te has dado cuenta del tremendo impacto socioeconómico que ha producido esta pandemia, la desaceleración económica y las nefastas consecuencias que ha tenido en las empresas y en los empleos y que ha llevado a la pobreza a millones de personas en el mundo.

No sé si sabes que esto te puede pasar a ti, que no eres inmune, que no es una cuestión exclusiva de determinada edad: influyen las patologías de base, pero también la carga viral y dónde te has expuesto, sobre todo en lugares cerrados.

No sé si eres capaz de entender qué sentimos cuando vemos los “botellones” y las aglomeraciones en muchas calles del país, con actitudes absolutamente irresponsables ante un problema que se ha llevado por delante miles de vidas.

Hazme caso, querido ciudadano. Sabes que velo por tu salud. Y que seguiré haciéndolo. Vacúnate, mantén las medidas de seguridad recomendadas y, sobre todo, respeta a todos aquellos que han perdido la vida, a quienes han visto cómo la pandemia ha arrasado sus negocios y a tantos grupos esenciales que desde el primer momento han puesto por delante su profesionalidad y vocación.

CatalanSpanish