Organismos internacionales apoyan declarar las naves de Zaídia como Bien de Relevancia Local

El Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial ha remitido una carta de apoyo a la solicitud vecinal de protección de las naves del barrio de San Antonio

El Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial (TICCIH – The International Committee for the Conservation of the Industrial Heritage) ha emitido una carta de apoyo a la solicitud de protección de las naves industriales del barrio de San Antonio, en el distrito de Zaidía, en las que actualmente se proyecta la construcción de una macroresidencia de estudiantes y que ha topado con la oposición vecinal.

Cabe recordar que el TICCIH es una sociedad internacional dedicada al estudio de la arqueología industrial, así como la protección, promoción e interpretación de la herencia industrial, y que actualmente está compuesto por miembros y entidades de 46 países, siendo así la “única red mundial de expertos en patrimonio industrial”.

En dicho documento, que firma la presidenta del organismo, Ainara Martínez, recoge textualmente que “TICCIH-España, como asociación constituida para la preservación, defensa, difusión, estudio del patrimonio y la arqueología industrial y de las actuaciones de valorización del patrimonio industrial en el territorio, estima el interés de la reivindicación de la Asociación San Antonio-Zaidía para la protección como Bien de Relevancia Local de las naves industriales de la calle Guala 3 de Valencia pertenecientes a la antigua Fábrica de Hilados, Trenzados y Tejidos de Yute de Pilar Casanova’’.

El escrito añade que el Comité tiene conocimiento del informe redactado por la arquitecta Diana Sánchez Mustieles y por la historiadora del arte Sara Soriano Giménez, en el que se destacan los valores históricos, arquitectónicos -en cuanto a diseño de fachadas, singularidad en la localidad, como sistema constructivo y por la posibilidad de reconversión a un nuevo uso-, como conjunto, por su vinculación al entorno y con la red hidráulica de Valencia, por su valor etnológico y, finalmente, como recurso revitalizador del barrio de San Antonio’’.

En este sentido, desde la entidad vecinal aseguran que “el escrito de una entidad de esta relevancia y especializada en patrimonio industrial refuerza los datos recogidos en el informe emitido por la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València, el cual considera que podría ser razonable considerar un nivel de protección parcial, ambiental o tipológica del espacio”.

Así pues, la Asociación de Vecinos San Antonio – Zaidía entregará estos informes junto a las más de 1.000 firmas recogidas en contra del proyecto de construcción de la macro residencia de estudiantes el próximo 1 de febrero. “Las firmas recogidas en el barrio tienen como objetivo solicitar al consistorio la protección de las naves industriales y la modificación de su planeamiento para destinarlas a equipamientos y servicios municipales de los que actualmente carece el barrio” señalan desde la asociación.

CatalàEspañol