La renuncia de María Jiménez como alcaldesa de Oropesa marca el inicio del cambio de alcaldía del PSOE a Ciudadanos

Según el calendario previsto, tras estos trámites, el viernes 25 tendrá lugar el Pleno de Investidura de Araceli de Moya como nueva alcaldesa

La renuncia de María Jiménez a su cargo como alcaldesa de Oropesa, que presumiblemente se producirá hoy, marca el inicio del traspaso de poderes acordado entre PSOE y Ciudadanos, tras las últimas elecciones, para la gobernabilidad del municipio.

Según este calendario político previsto, tras la presentación de la renuncia, el próximo lunes 21, habría un Pleno que la ratificaría y posteriormente, el viernes 25 a las 13:00 tendría lugar la sesión Plenaria de Investidura de Araceli de Moya como nueva alcaldesa.

Así, el bastón de mando de este municipio cambiará de manos socialistas a las manos de Ciudadanos y además, Araceli de Moya se convertirá en la primera alcaldesa que la formación naranja tendrá en toda la provincia de Castellón.

Cabe recordar, sin embargo, que el pacto de gobierno o “gobierno de coalición” como insiste en llamarlo la futura primera edil, fue fruto de un acuerdo “in extremis“, momentos antes de la entrada en el Pleno de investidura, ya que los cinco concejales que el partido socialista había conseguido en los comicios municipales necesitaban el apoyo de otra formación para arrebatar la alcaldía a un PP que también sumaba cinco concejales. Con lo cual, la llave de la gobernabilidad se quedó, claramente en manos de Ciudadanos.

Con todo, los cinco concejales socialistas a los que se sumaron las dos concejalas de Ciudadanos, conformaron equipo de gobierno acordando el reparto de competencias y compartiendo en periodos de dos años una alcaldía de la que ahora toca relevo.

CatalanSpanish