sábado, 20 abril 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Padres y madres de alumnos urgen aclimatar las aulas de educación pública ante episodios de calor crecientes

Las AMPAS describen una situación cronificada donde los sistemas de clima que existen en aulas los han costeado centros y familias

Padres y madres de alumnos de centros públicos reclaman acometer de manera prioritaria un plan de aclimatación de las aulas educativas de la Comunitat ante los episodios de calor crecientes cada vez más normales incluso fuera de la época estival. ¿Cómo puede ser que a estas alturas los centros educativos no estén acondicionados para el clima que tenemos desde hace lustros? Es la pregunta que se hace Rubén Pacheco, presidente de la Confederación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de la Comunidad Valenciana “Gonzalo Anaya”.

Pacheco denuncia que incluso en nuevos edificios “se construyen poniendo climatización solo en algunos espacios. Es decir despachos, sala de profesores y con suerte biblioteca y comedor. Esos, a lo mejor tienen y a lo mejor no, pero el resto de espacios del centro no tienen ningún tipo de climatización, ¿qué edificio público se construye hoy por hoy sin que en el pliego de condiciones técnicas no se contemple la climatización del espacio?”

Además critica la planificación de nuevos centros educativos sin apenas zonas verdes. “Lo que ves son moles de hormigón que rodean espacios de alquitrán, que son las canchas, y cuatro árboles aislados en alguna zona del patio”.

Sin embargo, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte explica que todas las obras puestas en marcha de construcción y mejora de infraestructuras educativas van encaminadas a mejorar la eficiencia energética, la sostenibilidad, y a la conversión de las instalaciones “en centros de bajo consumo energético o de consumo cero, así como a garantizar un confort climático de los espacios docentes“.

El cualquier caso, los padres y madres advierten que las temperaturas altas llegan antes y se van más tarde y son más elevadas. Y coinciden en que, los aparatos de aire acondicionado que existen los han costeado o bien los centros con su presupuesto anual “sin un criterio, digamos, unitario o administrativamente controlado” o las propias familias. “Hay centros que tienen climatizadas todas las aulas, porque el AMPA ha sido quien ha pagado la climatización”.

Desde Conselleria de Educación recuerdan que el dispositivo de prevención de los riesgos para la salud ante las altas temperaturas se establece con el Programa de Prevención y Atención de los Problemas de Salud derivados de las Temperaturas Extremas en la Comunitat Valenciana, gestionado desde la Dirección General de Salud Pública y Adicciones (DGSPA) desde el año 2004.

El programa incluye medidas para vigilar y reducir los riesgos para la salud asociados a las temperaturas elevadas y coordinar las actuaciones de las diferentes instituciones, organismos y entidades implicadas. Cuando la DGSPA emite una alerta los centros educativos reciben, a través de las Direcciones Territoriales de la Conselleria de Educación, un correo electrónico informando de esta alerta, para que intensifiquen las medidas preventivas, lo que sucedió la pasada semana, del martes 25 al viernes 28 de abril. Este 2 de mayo se han reanudado las clases ya sin alerta.

Las medidas recomendadas por la Dirección General de Salud Pública y Adicciones para los centros docentes se pueden consultar en internet. Junto a estas recomendaciones, la Generalitat permite que sea cada Ayuntamiento, el que ante episodios de calor extremo puedan ordenar el cierre de un centro. Es la administración local la que tiene “las competencias en Protección Civil y es a quienes la Dirección General de Salud Pública, a través de los departamentos de Salud, remite las medidas a tomar y la situación puede ser muy variable de un municipio a otro”, indican desde la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte.

Sonia Terreros, presidenta de la Confederación Valenciana de APAs/AMPAs, expone su preocupación por la falta de alternativas educativas. “Vemos que no hay una solución alternativa porque si se cierra un aula cómo se van a llevar a cabo las clases. Nadie ha pensado en eso”.

El cierre de las aulas es una medida a la que no se debería llegar con una infraestructura adecuada, apunta el presidente autonómico del sindicato ANPE, Lauren Bárcena. “Al final el problema es que la infraestructura de los centros no es la correcta para poder dar clases de una manera normalizada y de una manera en la que no dependa el tener que cerrar o abrir un centro en función de la temperatura que haga. Porque esto no sería muy normal. Es como, según la casa, puedas estar en la casa, no puedas estar en la casa en función de la temperatura que hace”.

También el sindicato STEPV considera que las recomendaciones de la Conselleria de Educación deben convertirse en un protocolo que parta de un análisis geográfico de las necesidades de los diferentes municipios de la Comunitat. Eva Cuesta, presidenta del Comité de Salud Laboral del sindicato en la provincia de Alicante señala que “otras comunidades autónomas que sí que lo tienen, por ejemplo Andalucía tiene uno de altas temperaturas y me parece que País Vasco lo tiene de bajas temperaturas entonces sería ideal hacer un estudio de todo lo que se está haciendo en otras comunidades autónomas y poderlo adaptarlo a nuestras circunstancias, porque no puede ser igual para para todas las poblaciones. Cada población tiene su clima”.

Pese a que algunos centros puedan tener unidades de aire acondicionado u otros sistemas de climatización instalados, un segundo problema para algunos centros son las averías. Es el caso que una madre del colegio Pla Barraques de El Campello ha puesto en conocimiento de Diario de Alicante. Adjunta el contenido de una circular del centro donde informan que han adquirido ventiladores para refrescar las aulas en previsión de olas de calor. “Se ha vuelto a reclamar al Ayuntamiento la reparación de los aires acondicionados del centro. Esta reciente reclamación es una reiteración de las solicitudes hechas desde hace más de 4 años sobre este tema” explica la secretaría del centro en el escrito.

A este respecto, Eva Cuesta añade que los centros tienen facultad para acometer de manera puntual labores de climatización. “Si está dentro del presupuesto que Hacienda permite el centro puede hacer esa inversión porque lo considera necesario”.

Educació insiste que la adaptación climatológica de las infraestructuras ‘es una prioridad absoluta’

La Conselleria reitera que la adaptación climatológica de las infraestructuras educativas “ha sido y es una prioridad absoluta de la Conselleria de Educación desde que el Botànic llegó al Consell en 2015. Nuestro objetivo es que todas las infraestructuras educativas sean eficientes desde el punto de vista energético y estamos trabajando no solo a través de las obras de mejora y construcción de centros, sino con iniciativas como el Programa ZERO de energía fotovoltaica”.

Precisa que todas las obras que puestas en marcha de construcción y mejora de infraestructuras educativas han ido y van encaminadas a mejorar la eficiencia energética, la sostenibilidad, y a la conversión de las instalaciones en centros de bajo consumo energético o de consumo cero, así como a garantizar un confort climático de los espacios docentes.

“Desde 2015 hasta ahora hemos construido, ampliado y mejorado 508 centros educativos públicos (102 de ellos de nueva construcción), con una inversión ejecutada de 665 millones de euros, y en todas estas actuaciones se han tenido cuenta todas las medidas de sostenibilidad, confort climático y ahorro energético vigentes”, añaden.

Elementos constructivos de eficiencia energética

Las mismas fuentes detallan los elementos constructivos implementados.

Desde el punto de vista arquitectónico:

o       Garantizar una adecuada orientación del edificio: Evitar la orientación oeste-suroeste en los espacios interiores que requieren más tiempo de permanencia y de más personas al mismo tiempo, es decir en las aulas.

o       Optimizar las características de los aislamientos el edificio: calidad de los materiales, aislamientos térmicos, etc.

o       Protección solar: en las fachadas de mayor incidencia solar (este, sur y oeste) se disponen láminas, viseras, marquesinas, y otros sistemas de protección solar, para evitar la incidencia de la radiación sobre los vacíos de fachada, toldos para protección solar ante las aulas de Infantil…

Desde el punto de vista de la ingeniería:

Instalaciones térmicas: calefacción, refrigeración, ventilación y agua caliente sanitaria

o    Implantación de equipos generadores de frío/calor (instalaciones de climatización) de alta eficiencia y poco contaminantes, que proporcionan el máximo confort a los usuarios y el mayor ahorro energético en los edificios.

o    Implantación de equipos que garanticen los niveles adecuados de ventilación y calidad del aire interior, de acuerdo con las exigencias reglamentarias.

o    Control automático de las instalaciones con el fin de minimizar los consumos energéticos de los centros.

Instalaciones de iluminación:

o    Instalación de equipos de iluminación altamente eficientes diseñados con tecnología LED, como sustitución de luminarias de descarga y equipos fluorescentes.

o    Implantación de sistemas de control de la iluminación, tanto en espacios docentes como administrativos, mediante la instalación de elementos de regulación de flujo luminoso que conectados a las luminarias reguladas del local, hacen que estas proporcionan más o menos luminosidad, en función de la aportación de luz natural que entra del exterior del edificio.

o    Incorporación de elementos detectores de presencia en determinados locales, como los despachos, los aseos y los corredores, para proporcionar el funcionamiento automático del alumbrado, en función de la ocupación de estos.

Instalaciones fotovoltaicas

o    Implantación de sistemas de módulos solares fotovoltaicos, de tipos autoconsumo, dimensionados en función de la superficie disponible en la cubierta del edificio, con el fin de que la energía producida en el sistema fotovoltaico, pueda proveer la máxima demanda posible del edificio.

Estas instrucciones se han aplicado a todos los efectos en el diseño de los 102 centros educativos de nueva construcción ejecutados desde 2015 hasta ahora y en todos que están en obras en estos momentos y en los que tenemos ya planificados. También se tienen en cuenta estas instrucciones de sostenibilidad en todas las obras de mejoras del plan Edificant, donde la mayoría de actuaciones incluyen sustitución de calderas por otras más eficientes, así como renovación de ventanas y puertas con el fin de mejorar el aislamiento de los centros y su confort climático, así como la reducción del consumo energético (luminarias led, dispositivos de detección de personas…) para reducir el consumo energético de los centros educativos”.

Últimas noticias

Contenido relacionado