Más de 100 denuncias por botellones en el polígono de Museros

El Ayuntamiento de Museros ha reforzado los efectivos policiales por el volumen de personas que realizan botellón y los altercados de las últimas semanas

Centenares de jóvenes de la comarca del Horta Nord, y de otros municipios cercanos, se reúnen cada sábado en el polígono de Museros para hacer botellón en los alrededores de la discoteca de la localidad. Durante las últimas semanas estas concentraciones han originado diversas peleas y altercados, el último el pasado sábado cuando un hombre de 31 años fue atacado con una botella de cristal en la cabeza y necesitó ser trasladado hasta el hospital.

Según confirman fuentes a Actualitat Valenciana la policía ya ha identificado a varias personas causantes de los problemas, pero según indican “la ley no hace nada y vuelven a las andadas”. Por ello desde el Ayuntamiento se están organizando varios operativos policiales en colaboración con los equipos de la Guardia Civil para intentar paliar el problema, que según indican inició con el fin de las restricciones y la vuelta a “la normalidad mejorada”.

“Hemos tenido que implantar un servicio de limpieza los domingos para paliar la suciedad que dejan”

Desde el inicio de este dispositivo policial se han interpuesto más de 100 denuncias por beber alcohol en la vía pública y tenencia de sustancias químicas ilegales. Además, señalan que dado el volumen de personas que transita desde hace algunas semanas por las calles de Museros para hacer botellón y tras los altercados que suceden en la vía pública, se ha tenido que reforzar los efectivos policiales.

“Desde el Ayuntamiento no apoyamos este tipo de ocio, ya que además de los problemas y la peleas que se han producido en las últimas semanas, han ocasionado varios desperfectos en empresas de la zona provocando daños materiales” explica la alcaldesa de Museros, Cristina Civera, quien también indica que se ha tenido que implantar un servicio de limpieza los domingos para “paliar la suciedad que dejan”.

Por su parte, desde la discoteca Xandala explican a este periódico que “somos los principales perjudicados de todo lo que está sucediendo porque todos los altercados suceden fuera de la discoteca y la mayoría cuando se encuentra ya cerrada. La personas que provocan estos problemas no entran en la discoteca porque en su mayoría son menores de edad y viene a este polígono porque no hay otro lugar”.

“Esto solo perjudica al ocio nocturno”

Del mismo modo afirman que “en la discoteca no tenemos culpa de nada de lo que está sucediendo porque el botellón va en contra nuestra y por su culpa facturamos menos” y manifiestan que “en doce años que llevabamos abiertos no había ocurrido esto. Estamos poniendo remedios para intentar suavizar la situación, que por desgracia ocurre en cualquier punto de nuestro país y no solo en Xandala”.

Además confirma que en otras partes de la localidad como en el cementerio de Museros, también hacen botellón todos los fines de semana. Desde Xandala Museros lamentan que estas situaciones “solo perjudican al ocio nocturno que son los que cumplen con todas las de la ley y pagan los impuestos, que no son pocos”.

ValenciàEspañol