El temor del sector turístico y el fin de la campaña citrícola explican la subida del paro en Castellón

En total, 663 personas se sumaron a estas listas el pasado mes de abril, es decir que el paro creció un 1,41% en una ya Comunitat estancada

El mes de abril deja en Castellón unas cifras de aumento de paro que la sitúan entre las provincias donde más ha crecido el desempleo contabilizado según datos del SEPE. Solo Jaén y Almería superan este incremento del 1,41%.

En total, 663 personas se sumaron a estas listas el pasado mes. Entre las razones, aunque son diversas, desde CCOO, recuerdan dos elementos claves característicos de esta época. Por una parte las restricciones en el sector de la hostelería y el turismo en un mes donde tradicionalmente empezaba la campaña y muchos empresarios del sector iniciaban las contrataciones para Semana Santa, este año se han visto truncadas.

Además, como apunta Albert Fernández Barberá, representante de este dindicato en Castellón, “la incertidumbre sobre el mantenimiento futuro de esas restricciones también frena que este sector pueda hacer previsiones”.

Una explicación que tiene su claro reflejo en las cifras que apuntan de que es en el sector servicios donde más se ha notado ese impacto.

Por otro lado, otro de los elementos diferenciales que también han contribuido a esa subida, tiene que ver con el sector agrario y en concreto en tierras castellonenses “con el fin de la campaña citrícola y por tanto la vuelta al desempleo de todas aquellas personas, especialmente mujeres, incremento del paro femenino, que son contratadas durante la temporada en el almacén”, recuerda Fernández.

En cuanto a sectores, en el otro extremo, el único sector que no pierde ocupación en la provincia de Castellón es la construcción.

Sin embargo, y con todo, el balance de abril en cuanto a empleo ha ido negativo para la provincia. Peor que en el resto de provincias de la Comunitat Valenciana, que aunque con datos algo mejores en términos globales, pero también suma cerca de 400 desempleados más y rompe la tendencia nacional a la mejora que llevan 14 Comunidades autónomas.

CatalanSpanish