Pego, la décima localidad desalojada por el incendio de la Vall d’Ebo

A las 20:43 horas el Consorcio Provincial de Bomberos ha informado que son ya 11.000 hectáreas quemadas y se ha ampliado a 80 km el perímetro de trabajo.

Alrededor de las 17:53 de la tarde de estes martes 16 de agosto el Ayuntamiento de Pego ha informado que se está desalojando la zona de les Verdales por precaución ante la proximidad del fuego de Vall d’Ebo.

Es la décima localidad que debe desalojar a sus vecinos y vecinas por el incendio que ha arrasado desde el sábado 11.000 hectáreas de La Marina Alta y El Comtat, según informaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante a las 20:43 de este martes, 16 de agosto. Las mismas fuentes han señalado que el perímetro de extinción se ha ampliado de los 60 a 80 kilómetros.

A primera hora de esta tarde, el president Ximo Puig ha informado que están trabajando 22 medios aéreos. El president ha precisado que la situación meteorológica es “muy adversa”, con vientos cambiantes que dificultan la planificación de la extinción, pero ha subrayado que la Comunitat Valenciana cuenta con los recursos necesarios para actuar. 

Sobre las 13:30 se evacuaba también a la población de Benimassot. Asimismo, entre el sábado y el domingo se han desalojado a alrededor de 1.500 personas informaba el Jefe del Consell.

Los municipios afectados han sido Tollos, Fageca, Famorca y la aldea de Margarida, en Planes; Beniaia y Alcalà de la Jovada, los dos pueblos que conforman el municipio de la Vall d’Alcalà; así como los de Benirrama y Benialí (Vall de Gallinera).

Cruz Roja ha atendido a 113 personas en los albergues provisionales por el incendio en Vall d’Ebo

Fuentes de Cruz Roja han confirmado a Diario de Alicante que se han atendido a 113 personas en los albergues provisionales en Muro de Alcoy y Pego. De estas han pernoctado 15.

En Muro de Alcoy se ha atendido a 2 varones y 1 mujer, mientras que en Pego han sido 110 las personas albergadas: 53 varones, 51, mujeres, 6 niños y 1 niña. De estos últios 8 varones, 2 niños y 5 mujeres han pasado la noche.

Desde Cruz Roja explican que “la gente suele ir a los albergues a por agua, aseo, etc pero prefiere pernoctar en casas de familiares, amigos u otras residencias. Aún así nosotros ofrecemos el recurso”.

La evolución del viento, temperatura y humedad es ‘clave’

El máximo responsable de la Generalitat considera prioritario garantizar la “máxima seguridad” tanto de los equipos de extinción como de las personas que habitan en las zonas afectadas por el fuego, porque, ha agregado, si ya resulta grave la desaparición de una valiosa parte del patrimonio natural, “no hay nada peor que una desgracia personal”.

El president ha manifestado que, pese al “grandísimo” esfuerzo que se está realizando en la extinción, la “pieza clave” para el control de estos fuegos se encuentra en la evolución de las actuales condiciones, con vientos de dirección variable, temperaturas que continúan siendo excesivas y una humedad de en torno al 10-15 %.

Ha agradecido al Gobierno central que haya puesto a disposición de la Generalitat todos los medios que han sido requeridos tnto para la extinción de este incendio como para el declarado en Bejís, y también ha destacado la colaboración prestada por las comunidades de Murcia, Aragón, Castilla-La Mancha y Catalunya. 

El jefe del Consell ha cifrado en alrededor de 1.500 las personas que han tenido que abandonar sus casas por el fuego declarado en La Vall d’Ebo. Ha indicado también que se les está prestando la “máxima cobertura” a través de las instalaciones que se han dispuesto a tal efecto en Pego y Muro de Alcoy, y ha subrayado que se habilitarán más albergues si resulta necesario. 

ValenciàEspañol