¿Son fiables los datos de incidencia del COVID en localidades turísticas?

La petición del alcalde de Peñíscola a Conselleria de Sanitat de que revise el cálculo de la incidencia acumulada en los municipios turísticos que disparan su población en verano siembra la duda respecto la fiabilidad de este porcentaje en zonas que multiplican sus residentes en verano

Una petición del alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, a Conselleria de Sanitat para que revise el cálculo de la incidencia acumulada COVID en los municipios turísticos que multiplican su población en verano siembra la duda respecto a la fiabilidad real de este porcentaje.

Como Peñíscola, Benicàssim, Oropesa, o Moncofa…entre otras muchas localidades, en especial de la costa castellonense, pero también de interior, incrementan sus residentes estivales de manera exponencial. Por eso, Andrés Martínez, ha solicitado a través de una carta a la Conselleria de Sanitat i Salut Pública, que se tenga en cuenta esta circunstancia a la hora de calcular los datos, ya que la gran diferencia puede hacer que un municipio dispare su porcentaje y se le sitúe en máximo riesgo por COVID o que las cifras aún sean asumibles si se contabilizan sobre el cómputo global poblacional en ese momento.

El alcalde argumenta que no tener en cuenta esto “hace que la incidencia acumulada, indicador básico que refleja la expansión de la enfermedad en un lugar determinado, sea irreal si se valora sobre la población existente a primeros de enero, y no se tiene en cuenta la población en época turística”.

En el escrito, el primer edil de Peñíscola, muestra su preocupación respecto a que decisiones “tan relevantes para los municipios turísticos, como podrían ser el establecimiento de toques de queda o incluso cierres perimetrales, “no deben fundamentarse en datos que no se ajustan a la realidad de cada municipio en el momento concreto en el que se deben tomar” ha señalado.

El anuncio de un índice de incidencia acumulada basado en la población de uno de enero, dato muy superior al real, si se tiene en cuenta la población en época estival, “constituye un golpe para la imagen y la proyección de la seguridad en nuestras poblaciones, lo cual influye directamente en la economía de nuestros municipios, especialmente para el sector de la hostelería, que ha realizado un gran esfuerzo y ha volcado en esta temporada estival sus posibilidades de supervivencia tras un año de pérdidas” ha recordado.

Peñíscola: incidencia de 42 a 273 casos según cálculos de población

Si nos referimos a Peñíscola, con los cálculos de incidencia sobre la población a primero de enero, a fecha 7 de julio se recogían 21 casos en la ciudad, lo que suponía una incidencia acumulada irreal de 273 casos por 100.000 habitantes, en la valoración de “riesgo extremo”; si aplicáramos estos 21 casos a la población de hecho actual (50.000 personas aproximadamente), la población acumulada real sería de 42 casos por 100.000 habitantes, “muy inferior a la difundida por Sanitat y, por supuesto, mucho menos alarmante.

El espejo en municipios andaluces

A este respecto, han sido adoptadas decisiones por otras comunidades, como Andalucía, que ha tenido en cuenta el aumento de visitantes en los municipios turísticos de la provincia de Cádiz. Argumentos análogos ha usado el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, para el cálculo de la incidencia acumulada en Ceuta.

“Debemos seguir concienciados del peligro del avance del virus, por ello seguimos solicitando a residentes y visitantes precaución y responsabilidad” ha aclarado Martínez, esgrimiendo su argumento sobre el cálculo de la IA sobre la población real “no para evitar que se tomen medidas de control de la expansión del virus, sino para que estas sean realmente adecuadas y efectivas según la realidad de nuestras poblaciones” ha recalcado.

Al hilo de esta afirmación, el alcalde ha destacado su voluntad “total de colaboración con la administración autonómica y su lealtad”, desde que la cual – ha insistido – surge esta petición.

CatalanSpanish