Peñíscola gana y se convierte en el pueblo Ferrero Rocher 2021

Brillará con luz propia esta Navidad tras convertirse en el ganador de la octava edición de 'Juntos Brillamos más'

La localidad castellonense de Peñíscola se impuso a la burgalesa de Briviesca y se levantó con la victoria en la octava edición del concurso Juntos brillamos más, que organiza la conocida marca de bombones Ferrero Rocher y que otorga como premio un ostentoso alumbrado navideño para el pueblo ganador. El certamen, este año, no ha estado exento de polémica, porque la iniciativa del municipio ganador de sortear estancias de fin de semana entre todos aquellos que votaron por él y pidieron, a su vez, que otros hicieron el mismo no gustó nada a los vecinos de Briviesca.

El resultado se ha dado a conocer la noche de este sábado durante la emisión del programa “Sábado Deluxe” en Telecinco ante una elevada expectación por parte de la ciudadanía de ambos municipios finalistas.

Su famoso Mercado de Navidad es la tradición que llevó en Peñíscola a concurrir al certamen y a convertirse en el ganador de este año. Situado en el centro del municipio, junto al castillo, en la Plaza Santa María y Plaza de toros, cada año se pueden encontrar diferentes lugares de artesanía. La decoración de carácter navideño, con ambientación y animación acorde a la temática hacen que andar por sus lugares se convierta en un agradable paseo por lugar perfecto para comprar regalos de Navidad a familiares y amigos.

Reacción del alcalde de Peñíscola

El alcalde, Andrés Martínez, no pudo contener la emoción al conocer que Peñíscola había conseguido el triunfo de esta edición. “Estas últimas semanas nos han dado una lección de amistad y solidaridad, hemos recibido multitud de muestras de apoyo y afecto que pronto se materializarán en la reconocida iluminación navideña que, estoy seguro, supondrá un antes y uno después para nosotros”, detallaba Martínez.

El objetivo de la campaña para este año tan especial es, según la organización, «hacer brillar como nunca la tradición de uno de los pueblos finalistas, sin olvidar los valores de Ferrero Rocher, premiando a su vez la amabilidad y hospitalidad de sus habitantes, así como el sentimiento de pertenencia en la comunidad que atesoran». Por este motivo, se otorgó una gran relevancia a las tradiciones de los cuatro pueblos seleccionados, todas ellas con acontecimientos en los cuales participan los vecinos, pero también se tuvieron en cuenta la belleza, la solidaridad o el poder de acogida.

Votos a cambio de estancias

La polémica y la indignación de los vecinos de Briviesca y de los simpatizantes de esta candidatura salió al conocerse la noticia que el municipio de Peñíscola sortearía estancias de fin de semana entre quienes lo votaron y pidieron el voto para él. «Ya están los de Peñíscola comprando votos», decía en la red social Facebook un defensor de la candidatura de la localidad burgalesa, que concurrió a la cita avalada por su festividad de la Virgen de la O.

La estrategia de Peñíscola para captar votos, aunque polémica y, para muchos, poco acorde al fair play, no era ningún secreto. De hecho, la misma regidora del área de turismo de este municipio castellonense la defendió públicamente. «Así podemos premiar a quienes nos están apoyando en este concurso e incentivamos al hecho que compartan nuestra ilusión con sus contactos, pudiendo sumar apoyos», declaró Raquel París sobre una iniciativa que el Ayuntamiento de Peñíscola puso en marcha junto a la Agrupación de Empresarios Turísticos de la localidad (Agretur).

Desde que empezara la campaña el pasado 4 de noviembre, el área de Turismo de Peñíscola ha impulsado diferentes acciones promocionales involucrando a peñiscolanos, habitantes de poblaciones vecinas y visitantes. La carrera para ganar inició con cuatro candidatos: Beas (Huelva), Las Navas del Marqués (Àvila), Briviesca (Burgos) y Peñíscola, pasando estos dos últimos a la fase final el pasado viernes 3 de diciembre.

Peñíscola es el primer municipio con mar elegido por la marca de bombones para competir en esta consolidada iniciativa navideña. Su antecesor en la Comunidad Valenciana y en la provincia de Castelló es Morella, que ganó el concurso en 2015 y brilla cada año de manera especial. “Nuestro Nadal mediterráneo se valorará junto a nuestras tradiciones y no puedo sentirme más feliz”, explicaba Martínez.

La semana que viene empezará el montaje del alumbrado navideño en el municipio y el sábado 18 se emitirá el acto de encendido oficial en “Sálvame Deluxe”. El alcalde quiso recordar ayer que “cualquiera de los cuatro maravillosos pueblos merece este premio, con ellos muy especialmente queremos compartirlo y a ellos enviamos un mensaje de fraternidad y reconocimiento, porque cada una de las cuatro candidaturas merecía ganar”.

CatalàEspañol