Un 10% del pequeño comercio local de Castelló no ha sobrevivido a la crisis de la pandemia

El censo de grandes tenedores y los recargos en el IBI podría hacer que propietarios de varios locales cerrados ajustaran precios de alquiler

Los comerciantes castellonenses estiman que alrededor de un 10% de los comercios de la capital de la Plana ha cerrado durante la pandemia. La cifra, aunque aproximada, según las valoraciones de los propios comerciantes sí que se ajusta bastante a una realidad que se ha llevado por delante pequeños negocios que no han podido hacer frente a un parón de esta magnitud.

Sin embargo, queda claro también que no todos los sectores comerciales se han visto afectados de la misma manera. Así, el textil de ceremonias o el de indumentaria han estado entre los más afectados, aunque por otro lado, el de textil hogar o el mobiliario, en cambio ha ido al alza.

En el otro extremo, frente a los cierres, también se han registrado nuevas licencias de aperturas. Aunque también hay diversidad de actividades pero la ampliación de licencia de panaderías y pastelerías para convertirlas en espacios de cafetería fue quizás una de las solicitudes más repetidas.

Precio de los alquileres comerciales

Por otro lado, en cuanto a los gastos fijos a los que han tenido que hacer frente los pequeños comerciantes está el de los alquileres de los locales comerciales, aunque en la mayoría de los casos se ha adaptado a los momentos más difíciles. De hecho, desde Espai Comercial Castelló, recuerdan que muchos propietarios particulares “han tenido esa sensibilidad y se han ajustado a la situación”

Sin embargo en la actualidad, la horquilla de precios de alquiler de bajos comerciales parece que ha vuelto a los precios del metro cuadrado prepandémico , y aunque un local en el centro de la ciudad puede estar desde los 500 a los 2.000 euros mensuales y en otras zonas, oscilar entre los 300 y 900 las diferencias radican mucho “en el precio de le ponga el propietario” porque no deja de ser un mercado libre, añaden.

Tanto es así que la presidenta de Comerços de Raval, Inma Molina, señala que en venta “hay muchos locales más asequible porque hay mucha oferta propiedad de los bancos”. A este hecho se suma además otro factor que dificulta aún más en ocasione el acceso a un alquiler asequible para el comerciante como apunta la presidenta de Espai Comercial Castelló. Charo Broncal asegura que en la zona centro, el hecho de que muchos propietarios tienen varios locales de alquiler, hace que ni siquiera bajen los precios porque no les hace falta y prefieren tenerlos cerrados”.

Censo de ‘grandes tenedores’

A este respecto, el concejal de Hacienda del ayuntamiento de Castelló, David Donate recuerda que se está elaborando un censo para localizar a los llamados “grandes tenedores” y aplicarles la Ley Valenciana de viviendas que también afecta a aquellos espacios inscritos como de uso urbano entre los que se encontrarían algunos de estos locales.

Esto supondría la aplicación del incremento del IBI con un recargo del 50% a los grandes tenedores, a partir de diez espacios, y que se aplicaría a partir del 1 de enero del año que vien.

CatalanSpanish