Plan Cabanyal adjudica 17 propiedades para nuevas viviendas por 1,4 millones

Sandra Gómez: “El objetivo de esta iniciativa es facilitar la rehabilitación y la regeneración del barrio, favoreciendo el arraigo de las personas que desarrollan su día a día en el Cabanyal-Canyamelar”.

Plan Cabanyal ha adjudicado 17 inmuebles a través de un proceso de licitación que favorece a las personas que quieran establecer su vivienda habitual en el barrio. Hoy se ha anunciado el resultado de la subasta de 22 inmuebles municipales en el barrio del Cabanyal-Canyamelar.

“En total, se han presentado 218 ofertas, de las cuales 215 han resultado inicialmente válidas. De los 22 inmuebles licitados, 17 recibieron ofertas, quedando desiertas las correspondientes a cinco bajos comerciales”, ha explicado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez.

Este proceso se inició el pasado mes de junio y se han adjudicado un total de 17 inmuebles. En su momento, Pla Cabanyal expropió entre 170 y 180 viviendas para ser derribadas y llevar a cabo el plan urbanístico que preveía la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez.

“Con el objetivo de recuperarlas y poner a disposición de las personas estas viviendas y solares para su rehabilitación y la construcción de nuevas viviendas, se promovió en su momento una primera subasta en 2016-2017 y ahora una segunda, que se acaba de resolver”, ha recordado Sandra Gómez.

La subasta ha contado con unos criterios de baremación que, además del precio ofrecido en subasta por cada propiedad, ha priorizado aspectos que favorecen la regeneración del tejido residencial del barrio y el arraigo de sus vecinos y vecinas. Por ejemplo, se ha valorado que se destine la vivienda a residencia habitual y permanente, y que en el caso de que se ofrezca como alquiler, sea durante al menos diez años.

También se han considerado criterios que priorizan grupos de edad con mayor dificultad de acceso a la vivienda, a personas o familias que sufren algún tipo de vulnerabilidad, o a personas empadronadas o que trabajen en el barrio. Asimismo, se ha valorado positivamente la conversión a uso residencial de locales que tengan otro uso. En cualquier caso, las bases excluyen expresamente el uso como vivienda turística de cualquiera de estas propiedades.

De los 22 inmuebles licitados, 17 recibieron ofertas y se convertirán en nuevas viviendas o en espacios comerciales. Entre los inmuebles que han despertado mayor interés se encuentra un edificio completo de dos plantas en la calle José Benlliure, que ha recibido 38 ofertas y se ha adjudicado finalmente por un valor de 65.000 euros. Además, un solar en la calle dels Àngels ha recibido un total de 35 ofertas, y se ha adjudicado por más de 150.000 euros.

En ambos casos, pasarán a ser viviendas habituales. De todos los inmuebles solicitados, el que se ha adjudicado por una oferta económica más alta es el solar de la calle Vicente Ballester, que ha recibido 15 ofertas y se ha adjudicado por 181.189 euros. En total, la suma de las ofertas supera 1.400.000 euros.

Hay que destacar que de las 17 personas que han resultado adjudicatarias, 15 destinarán el inmueble a su residencia habitual y tan solo 2 lo pondrán en alquiler para residencia habitual, quedando expresamente prohibido su uso como apartamento turístico. Además, de las 15 personas que destinarán el inmueble a su residencia habitual, 9 ya estaban empadronadas previamente en el barrio, “con lo cual se favorece el arraigo y la permanencia de las personas que desarrollan su día a día en el Cabanyal” ha señalado Gómez.

“Estos inmuebles fueron expropiados por el anterior gobierno municipal en el marco de un proyecto que habría supuesto la destrucción de la trama histórica del marítimo y que provocó el desplazamiento de las personas que vivían en esta parte del barrio. Con actuaciones como esta facilitamos que los vecinos y vecinas puedan establecerse en esta zona y que esta parte del barrio del Cabanyal-Canyamelar vuelva a llenarse de vida y sume nuevos vecinos y vecinas”, ha concluido la vicealcaldesa.

CatalàEspañol