La plaza Ciudad de Brujas se abre de nuevo a la ciudadanía de València

Sandra Gómez ha destacado que se ha cumplido con el compromiso con las vendedoras y vendedores del Mercado Central de acabar las obras antes de Navidad.

La plaza de Brujas se abre de nuevo al paso de la ciudadanía. La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha visitado la plaza, junto a otros miembros de la corporación, una vez ha concluido la primera fase de las obras de remodelación del Mercado Central. Tal como se comprometió el Gobierno Municipal con el sector comercial de la zona y vendedores del mercado, la plaza está lista para la campaña de Navidad.

Tal como ha destacado Gómez, “hemos cumplido con el compromiso adquirido con el Mercado Central de que la puerta del recinto que da la a plaza de Brujas estuviera disponible para uno de sus principales momentos comerciales, que es la campaña de Navidad”.

La vicealcaldesa y delegada de Urbanismo ha querido poner en valor “la recuperación de este entorno que era, sin duda, un espacio en el que no se había puesto todo el esfuerzo necesario, y que, con su anterior diseño urbano, se había convertido de hecho casi en una frontera entre el núcleo comercial más vinculado al barrio del Carmen y los barrios del Mercat y del Pilar”. “Con esta remodelación –ha añadido- acabamos con esta frontera que era la antigua avenida del Barón de Carcer, hoy avenida del Oeste, mediante una reorganización completa del entorno que pone en valor todo su carácter histórico”.

Además, la delegada de Urbanismo ha recordado que una de las reivindicaciones de las y los vendedores de esta parte del Mercado es que era lograr un carácter atractivo y llamativo también en esta puerta, como en la que más cercana a La Lonja; “y con esta reurbanización de mejora de todo el entorno se igualan las oportunidades comerciales de todos los vendedores y vendedoras”, ha afirmado.

La Junta de Gobierno Local aprobó, el pasado mes de febrero, la adjudicación de las obras del proyecto de urbanización para la regeneración urbana del entorno de la plaza Ciudad de Brujas, Lonja de la Seda, Mercado Central e Iglesia de los Santos Juanes, a la firma Pavasal, por un importe de 4,8 millones de euros y con una reducción de plazo de 104 días sobre el plazo inicial de 15 meses.

Se trata de uno de los proyectos más importantes de la ciudad València, puesto que prevé la regeneración urbana de un ámbito que se desarrolla alrededor de tres Bienes de Interés Cultural (BIC). El proyecto transformará el entorno en un espacio de conjunto unitario y lo convertirá en un ámbito peatonal ya que contempla la recuperación de 20.000 m² de suelo urbano para la ciudadanía.

La actuación se ejecutará en cuatro fases que se desarrollarán en 12 meses, con lo que está previsto que finalicen en abril del 2022. La primera fase, que es la que ya ha concluido, ha permitido actuar sobre la plaza Ciudad de Brujas y adyacentes (calle Vieja de la Paja, plaza de la Comunión de San Juan, y parte de la calle Boatella (tramo entre Bruges y Valeriola).

Tal como se comprometió el equipo de Gobierno, las obras de esta primera han concluido antes de la campaña de Navidad, para no afectar al Mercado Central ni a los comercios de la zona. De hecho, durante el desarrollo de las obras, la ciudadanía ha podido seguir realizando sus compras con normalidad en los comercios del entorno y en el Mercado Central

La segunda fase arrancará el mes que viene, con un ámbito de actuación en la zona Norte de la plaza del Mercat, desde Bolsería hasta el mercado Central, mientras que la Fase 3 comenzará en agosto sobre la zona sur de la plaza del Mercat y la 4 en noviembre para acabar la actuación en las calles María Cristina y Carabasses.

Además, se prevé adecuar una zona de juegos en la plaza Taula de Canvis; y asimismo, se ha elaborado un diseño de pavimentos, que acompañarán los diferentes recorridos a pie. En el caso del entorno del Mercado la pavimentación es con adoquín recuperado como elemento de conexión con la memoria histórica.

Este proyecto cuenta con financiación europea, a través del IDEA, con un total de 3,2 millones de euros para sufragar parte de la reforma de la plaza de Brujas y de la plaza del Mercado. Se trata del sexto IDAE que recibe la ciudad, y el de mayor cuantía económica, y supone un respaldo de la UE a esta actuación que ayuda a combatir el cambio climático y mitiga la huella de carbono, que promueve la peatonalización y elimina el tráfico privado en un entorno de tanta importancia histórica y patrimonial.

La propuesta desarrollada en este espacio urbano fue presentada por la UTE Quintana-Peñín, del equipo de arquitectas Elisabet Quintana y Blanca Peñín, bajo el título Confluència, que resultó ganadora del concurso de ideas convocado por el Consistorio.

El proyecto ganador se basaba en la aspiración de “unir el entorno patrimonial más importante de la ciudad, dotándolo de conexión inspirándose en el agua, la mejora de la percepción y la integración de los monumentos existentes en el espacio urbano que se va a regenerar”. Además, el proyecto ha sumado también recoge las iniciativas planteadas por entidades y vecinos, incorporando criterios como perspectiva de género para generar espacios accesibles.

El pasado día 19 se conectó el alumbrado de la plaza, con nuevas luminarias que siguen las alineaciones de árboles y fachadas con columnas con focos en espacios abiertos o pequeñas plazas.

El nuevo alumbrado se ha dispuesto en la avenida Maria Cristina, la plaza del Mercat, la calle Taula de Canvis, la calle Vell de la Palla, la plaza Comunió de Sant Joan, la calle Luxent, la calle Boatella, la calle Santpedor, la calle Palafox y la propia plaza Ciutat de Bruges, y se han suprimido algunos puntos de luz en las calles de Liñán, d’En Gall, Blanes, Ramellets o Carabasses. Inmediatamente después se han instalado las nuevas jardineras, distribuidas de acuerdo con el proyecto Quintana, Peñín y Tarrasó.

CatalàEspañol