El problema de inseguridad en los barrios de València llega al Pleno

Los populares también han pedido en una moción la destitución del concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano.

La falta de seguridad y de convivencia que están sufriendo algunos barrios de València como Orriols, Benicalap, Marchalenes o el Cabañal y que se ha agravado en las últimas semanas se ha colado en el Pleno del Ayuntamiento con tres mociones presentadas por los grupos de la oposición para pedir “soluciones urgentes”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha defendido una batería de medidas para “acabar con la inseguridad” y “la criminalidad en la ciudad” que aseguran ha aumentado un 38%. “Somos la ciudad donde el incremento de delincuencia es la mayor y Ribó y el PSPV hoy votan en contra de una batería de medidas para aumentar la presencia policial en las calles de la ciudad”, ha afirmado.

Previamente a este debate ha intervenido, en representación de la plataforma vecinal del barrio de Peña-roja, Fernando Argente y Christine Nicole, quienes han manifestado “la situación de peligro que viven aquellas personas que reclaman descanso en el barrio del Cabañal, que no es un caso aislado”. 

Por ello, Catalá ha enseñado vídeos con peleas y agresiones de los barrios de València y ha reprochado a Ribó que no haya dedicado “ni una palabra” a los vecinos que ha acudido a denunciar “la inseguridad” que respiran en sus calles. “Su única respuesta es la callada por respuesta. Es vergonzoso” ha lamentado.

Entre las mociones presentadas por el PP pedían “más presencia policial en la calle, una comisaría en Orriols, mayor coordinación policial entre la Policía Nacional y la Policía Local y una unidad específica contra el botellón, así como la aprobación ya de la ordenanza de civismo” entre otras medidas.

Los populares también han pedido en una moción la destitución del concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, porque demuestran un “fracaso frente a su concejalía ante el aumento de la criminalidad que es el triple de lo registrado en Madrid”. Esta moción ha sido rechazada en el pleno.

“Situaciones de descontrol”

Por su parte el portavoz de Ciudadanos (Cs) del Ayuntamiento de València, Fernando Giner, ha declarado sobre los problemas de inseguridad antes de comenzar el pleno municipal que “nos preocupa la deriva de València y sus similitudes con la Barcelona de Colau”.

“Además de las discusiones evidentes y públicas entre Compromís y el PSOE, la realidad es que en Valencia se están produciendo las mismas situaciones de descontrol que en Barcelona, que demuestran que a Ribó se le está yendo la ciudad de las manos”, ha afirmado Giner.

Moción contra la explotación sexual y la trata de seres humanos

El Pleno también ha avalado “con carácter urgente” una propuesta contra la explotación sexual y la trata de mujeres, niños y niñas. 

Según esta moción, presentada por el grupo municipal socialista, “la prostitución y la explotación sexual de las mujeres y niñas son formas de violencia y, como tales, suponen un obstáculo a la igualdad entre mujeres y hombres. Son causa y consecuencia de la desigualdad entre mujeres y hombres y perpetúa la idea de que el cuerpo de las mujeres y las niñas está en venta”.

Por ello, y con el apoyo de todo el equipo de gobierno, el Pleno ha ratificado y reafirmado la declaración de 2019, “en la que València se declaró ‘ciudad abolicionista de la prostitución’ porque defiende un modelo social que luche por la desaparición de las causas que obligan a las mujeres a prostituirse, por ser incompatible con el modelo social propuesto de igualdad, de respeto a la dignidad de las personas, y de defensa de los derechos humanos de las mujeres”. 

CatalanSpanish