El Pleno de València aprueba el presupuesto de 2022

Las cuentas salen adelante con los votos a favor del equipo de gobierno y el rechazo de la oposición,

El Pleno ha dado luz verde esta mañana al presupuesto del Ayuntamiento para 2022, con los votos a favor del equipo de gobierno (Compromís y PSPV) y el rechazo de la oposición. Las cuentas superan por primera vez los mil millones de euros, un 10,5 % más que los de este año, con el objetivo de la recuperación económica y social de la ciudad en el contexto de pandemia.

El órgano colegiado también ha acordado la plantilla de personal municipal para el año próximo, que contempla, entre otros, la incorporación de más de 230 policías y el refuerzo del servicio de licencias. La sesión, la última de 2021, ha comenzado con un minuto silencio por el asesinato de dos mujeres víctimas de la violencia machista este mes en València y L’Eliana.

El presupuesto general municipal para 2022 se sitúa en 1.010.878.200 euros, es decir 96 millones más que este año, con la mirada puesta en la reactivación económica de València en el marco de la crisis provocada por la covid-19. Esta cifra permitirá que el año que viene haya un gasto por habitante de 1.263 euros. Crece en un 12 % la cuantía dedicada a servicios sociales y también se duplican las partidas para la promoción de los sectores económicos, de hasta los 40 millones de euros, de forma que suben las inversiones destinadas al comercio hasta los 13 millones de euros y a la promoción económica hasta los 15 millones.

Destaca el incremento de los recursos municipales derivado de las entregas por anticipado del Estado, los 8,5 millones de euros del retorno del IVA de 2007, los 15,9 millones de transferencias de la Generalitat y los 60 millones de euros procedentes de los fondos europeos Next Generation. Por gastos, el de personal crece en 19 millones de euros; el corriente suma 37 millones de euros más; el de capital (inversiones) aumenta en 31,5 millones de euros, y el financiero se engrosa con otros 8,3 millones. Se prevé que la deuda esté a finales del 2022 por debajo del 30 %.

El concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha destacado que se trata de un presupuesto “histórico” y que València es “líder” en la recuperación económica. En ese sentido, se ha referido a los datos de personas empleadas y cotizantes de la ciudad, este último, “el más alta desde 2010”. El edil ha recalcado que “llevamos dos años congelando todos los impuestos y tasas” para ayudar a los sectores más afectados por la pandemia y promover la dinamización económica, y ha mencionado el contrato programa de servicios sociales a través del cual el consistorio recibirá 82,4 millones de euros de la Generalitat en cuatro años.

Los grupos de la oposición han votado en contra de los presupuestos por sus discrepancias con la política fiscal del equipo de gobierno, entre otros aspectos. La portavoz del PP, María José Catalá, ha criticado los “más de 500 millones de euros de impuestos y tasas, 36,3 más que el año pasado, que pagarán los vecinos de València”, mientras que “solo se destina el 2 % de lo recaudado a ayudas al comercio, la hostelería, la actividad económica”. La popular ha reclamado la ampliación de las terrazas en la hostelería, la bajada de impuestos y que no se plantee la implantación de la tasa turística en la ciudad. La síndica ha denunciado la subida de los sueldos —de los regidores y las regidoras— en un 2 %, el número de asesores del equipo de gobierno y las subvenciones a entidades “pancatalanistas”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha aludido a las reclamaciones y sugerencias presentadas por su grupo por la “manifiesta insuficiencia de ingresos”, sobre todo las previsiones por la plusvalía municipal, “que no se cumplirán”. Según Giner, los presupuestos no afrontan “retos”, como la construcción de residencias para personas mayores en los barrios, políticas de salud mental o el cheque escolar universal. El regidor también ha reivindicado la restauración de la ampliación extraordinaria de terrazas de los establecimientos de hostelería y “margen” para bajar los impuestos.

En representación de Vox, el concejal Vicente Montañez ha calificado las cuentas municipales como “desalmadas y carentes de coherencia con la realidad económica y social”, y ha asegurado que “llevarán a la ruina a los valencianos en un año crítico” como consecuencia de “la subida de impuestos y tasas y las paguitas de miseria”. Para Montañez, “se venden los presupuestos de la reactivación que pagará Europa”, pero que “pagan todos los valencianos”. El edil ha reprochado los “gastos superfluos” que implican proyectos como el Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS).

Ordenanzas fiscales

Con el apoyo del equipo de gobierno y el rechazo de la oposición, el Hemiciclo ha acordado definitivamente la Ordenanza fiscal general y la modificación de las ordenanzas fiscales reguladoras del impuesto sobre bienes inmuebles, el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, el impuesto sobre actividades económicas, y el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras.

También se ha aprobado provisionalmente la modificación de la Ordenanza fiscal reguladora de la tasa por estacionamiento de vehículos en la vía pública, en este caso, con los votos a favor de Compromís y socialistas, el voto en contra del Partido Popular, y la abstención de Ciudadanos y Vox.

En el ámbito económico, la corporación ha autorizado asimismo la octava relación de expedientes de reconocimientos extrajudiciales de créditos y obligaciones de 2021, con el apoyo del equipo de gobierno y la abstención de la oposición. Igualmente, se ha dado cuenta de los informes generales de Intervención General de las actuaciones de control financiero permanente en materia de gastos, de ingresos y de auditorías del sector público local del ejercicio 2020, y el Plan anual de control financiero para 2022.

Pla de inclusión y cohesión social

Otro de los temas acordados esta jornada ha sido el III Plan de Inclusión y Cohesión Social del Ayuntamiento de València para el período 2021-2025, que contempla un presupuesto aproximado de más de 81 millones de euros para los cinco años, con el apoyo de Compromís, socialistas y Ciudadanos, la abstención de populares, y los votos en contra de Vox.

Se trata de una herramienta de planificación que contiene 96 acciones dirigidas a superar los problemas de las personas que se encuentran en situación de riesgo o exclusión social, y que permite reducir la desigualdad y la vulnerabilidad social.

El objetivo es promover la autonomía de las personas desde su inclusión activa en todas las áreas de la vida, la vida independiente, el sentimiento de pertenencia a una colectividad y el arraigo en la ciudad de València. La principal diferencia entre este plan y los dos anteriores es que se involucra a la totalidad de las áreas municipales. Además, para la redacción se ha llevado a cabo un proceso de participación en el numerosas entidades han hecho llegar aportaciones y propuestas.

Movilidad

En la última sesión plenaria del año, se ha abordado la modificación de la Ordenanza de movilidad para incluir la regulación de los VTC (vehículos de transporte con conductor). La propuesta se ha adoptado por mayoría, con la abstención de Populares y el voto en contra de Vox.

La norma establece una hora mínima que tendrá que transcurrir desde la reserva del vehículo hasta la prestación efectiva del servicio. Además, los VTC no podrán estacionar en la vía pública y tendrán prohibido aparcar a menos de 300 metros de lugares de concentración y generación de personas usuarias (puertos, estaciones, centros comerciales y de ocio, centros deportivos, centros sanitarios, hoteles de más de 400 plazas y paradas de taxi de más de nueve plazas).

Entre las novedades del texto también figura la prohibición de captación mediante geolocalización y la obligación para los nuevos vehículos de arrendamiento con conductor que quieran prestar servicio en València de tener la clasificación ambiental cero emisiones de la DGT. En este punto del orden del día ha tomado la palabra el presidente de la Federación Sindical de Taxis de València, Fernando del Molino, quien ha mostrado “satisfacción” por la modificación de la ordenanza al proporcionar seguridad al sector del taxi.

Por otro lado, se ha dado luz verde a las tarifas de la Empresa Municipal de Transportes, que se congelan en todos los títulos en 2022, por quinto año consecutivo. Una medida que ha salido adelante con los votos a favor de Compromís y PSPV, los votos en contra de PP y Vox, y la abstención de Ciudadanos.

Urbanismo

En cuanto a temas de urbanismo, el Hemiciclo ha dado el visto bueno a someter a información pública la modificación puntual de las normas urbanísticas del PGOU para amparar las mejoras de la accesibilidad y la implementación de instalaciones del autoconsumo energético en edificios. El equipo de gobierno ha apoyado el acuerdo, mientras que los grupos de la oposición se han abstenido.

Reglamento de Objetos Perdidos

El Pleno ha aprobado inicialmente el Reglamento de Objetos Perdidos, con los votos a favor de los grupos Compromís, Socialista y Popular, y la abstención de Ciudadanos y Vox.

Ante la carencia de una normativa específica, este documento persigue facilitar el trabajo del personal destinado en la Sección de Objetos Perdidos, adscrita a la Policía Local, así como el conocimiento de los derechos y obligaciones tanto de las personas propietarias como halladoras. El proyecto contempla todos los pasos del procedimiento administrativo desde que se deposita un objeto hasta que se entrega a la persona propietaria.

Administración electrónica

Asimismo, se ha dado cuenta del informe final de la Sindicatura de Comptes relativo a los controles básicos de ciberseguridad del Ayuntamiento correspondiente a 2019, después de las alegaciones presentadas.

CatalàEspañol