La población valenciana cree que el 58% de los políticos son corruptos

La primera encuesta de Percepción de la Corrupción en España y en la Comunitat Valencia evidencia la falta de confianza de la sociedad en los políticos y las instituciones

Los valencianos y valencianas creen que el 58% de sus políticos son corruptos, seguidos de los empresarios (47%), de los funcionarios (39%) y de los ciudadanos (36%). Así lo refleja la primera encuesta de Percepción de la Corrupción en España y en la Comunitat Valencia elaborada por la Agencia Valenciana Antifraude (AVF) y la Universidad de Murcia que ha presentado este viernes el director de la AVF, Joan Llinares, y el catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Murcia, Fernando Jíménez, donde también se observa la falta de confianza que tiene la sociedad española y valenciana en los políticos y los gobiernos.

Esta encuesta tiene el objetivo de ofrecer una radiografía de la percepción que tiene la población sobre diferentes aspecto relacionados con la corrupción, la ética y la integridad pública, así como encontrar ideas y camino para mejorar el trabajo de la Agencia, según ha explicado Linares. Para ello se han realizado alrededor de 1.506 entrevistas telefónicas, 400 en la Comunitat Valenciana durante los meses de septiembre y octubre.

Sin embargo esta encuesta evidencia que el principal problema para los valencianos y los españoles no es la corrupción, sino la subida de precios, seguida de la política y el gobierno nacional. Además muestra la falta de confianza en el Gobierno, el Congreso de los Diputados y los partidos políticos frente al apoyo y la confianza con la que gozan las uerzas Armadas, la policía y la Unión Europea tanto a nivel nacional como valenciano.

“La corrupción ni aumentó ni disminuyo”

En cuanto a la percepción de si la corrupción aumentó o disminuyó en el último año el 43,34% de la población considera que ni aumentó ni disminuyó, aunque un 43% de las personas encuesta piensa que aumentó a diferencia del 13% que piensa que la corrupción disminuyó en mayor o menor medida. Del mismo modo, las personas encuestas aseguran que el “comportamiento tiene que ser ilegal para ser considerado corrupto”, pero que si la acción irregular se realiza por una causa justa o el resultado es beneficioso para la población “no es corrupción”.

A pesar de considerar que los políticos son los más corruptos y ante la pregunta de las razones por la que se voto a políticos corruptos la mayoría ha respondido “porque los candidatos son del partido con el que simpatizas“, seguido de “porque se han beneficiado de los favores del candidato y siente gratitud” y “porque consideran que todos los políticos son corruptos y por eso da igual a quién se vote”. Igualmente la gran mayoría de la población valenciana denunciaría siempre un caso de corrupción, el 25%, frente al 17% de los españoles.

En otra de las preguntas que se recogen en la encuesta se pregunta que es lo que consideran que es más importante para tener éxito económico en España y la mayoría opina que “tener buenos contactos y cultivarlos” mientras que en segundo lugar se considera que es más importante “tener buenas ideas y esforzarse en explicarlas”. Además, ante la pregunta de si alguna vez algún funcionario le ha pedido regalos o dinero el 94% de los encuestados ha respondido que “nunca” unos datos que son similares tanto en el conjunto de España como en el de la Comunitat.

Solo un 32% de los valencianos conocen la Agencia Valenciana Antifraude, pero aumentan las denuncias

En la encuesta también se ha preguntado a las personas entrevistadas sobre el grado de conocimiento que existe de la Agencia Valenciana Antifraude, donde se ha evidenciado que solo el 32% afirma conocer la existencia de la AVA frente a un 68% que desconoce este organismo, unos datos que se ven más acusados cuando se aborda por edades, ya que el 85% de los menores de 34 años lo desconocían mientras que la franja de edad de 35-49 son los que más la conocen con un 37%.

Entre el 32% que contestó que conocía la Agencia la opinión sobre la misma se consideró muy buena recibiendo mayoritariamente una puntuación de 4 sobre 5. Y sobre las funciones que tienen encomendadas, la más conocida por la ciudadanía es la de “proteger a quienes denuncian casos de corrupción”, seguida por la de “detectar y castigar a personas corruptas”, “prevenir que se produzcan la corrupción” y en último lugar la de “formar en valores éticos a políticos, funcionarios y estudiantes”.

Sin embargo, a pesar de ser un organismo poco conocido entre la población valenciana, Llinares ha señalado que las denuncias han incrementado “sustancialmente” cerca del 25% y que el 90% de ellas se han realizado por la web. Según datos de la Agencia, las denuncias en 2021 fueron 359 frente a las 440 con las que se prevé cerrar este año, y los principales motivos son por la gestión de recursos humanos y la contratación pública.

CatalàEspañol